x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Buzón de Voz

Lo que (otros) tienen que hacer...

Publicada el 13/03/2020 a las 06:00 Actualizada el 13/03/2020 a las 13:35

Cada vez que uno lee o escucha a un tertuliano, un político, un vecino, un cuñado o un tuitero arrancar una frase con “lo que tienen que hacer...” o “lo que tendrían que haber hecho…" entran ganas de irse a Urgencias, lo cual no procede si respetamos lo más mínimo las prioridades que nuestro sistema sanitario debe atender. Cada vez que uno escucha a un responsable del Gobierno, y especialmente a su presidente Pedro Sánchez, afirmar que hará “todo lo que haga falta” para superar la crisis del coronavirus, inmediatamente piensa que la mayor urgencia consiste no sólo en poner en práctica todo tipo de medidas que el Estado y sus distintas administraciones consideren necesario tomar sino en conseguir que sus efectos sean percibidos por la población lo antes posible.

Lo más difícil en la gestión de una crisis de salud pública es seguramente lograr el equilibrio entre la eficacia de las decisiones para afrontarla y la alarma social que esas mismas medidas generan, con los correspondientes efectos económicos, laborales, sociales, psicológicos, etcétera. Es lógico, sensato y conveniente que ante una pandemia toda decisión política esté inspirada, respaldada y sugerida por las comisiones científicas más reputadas. Lo cual no significa que la responsabilidad de cada una de esas decisiones no sea exclusivamente política.

¿Significa eso que tengamos garantizado el acierto absoluto en la gestión de una crisis además dinámica, no estática? Para nada. Como de tantas cosas (que no matan) es mucho más lo que no sabemos del coronavirus que lo que sabemos, y esa incertidumbre ha venido condicionando toda la gestión desde un principio. En China, en Italia, en Francia o en España. En todas partes. Se dudó mucho al principio sobre las drásticas medidas ejecutadas por el gobierno chino en enero. La sensación más extendida en el resto del mundo era que la dictadura china actuaba de la forma autoritaria y opaca que le es propia y que no era fiable la información que trasladaba. Sólo mes y medio después parece haber consenso entre los gobiernos de muy distinto signo ideológico y en la comunidad científica sobre el rigor y la rapidez con la que los chinos manejaron una crisis que pudo ser mucho más letal y que a día de hoy parecen tener controlada. Ahora son los chinos quienes no se fían de nosotros.

No voy a repetir lo que creo que está dicho de todas las formas posibles, y que se resume en que es capital confiar en la experiencia y los conocimientos de los epidemiólogos y seguir estrictamente sus recomendaciones. La única forma comprobada de frenar los contagios es evitar todas las posibilidades de contagiar o ser contagiado. Pura lógica (difícilmente aplicable al hecho de que se cierren las universidades pero no las discotecas). La mejor manera de vencer el miedo en situaciones de incertidumbre es no fiarse de ninguna fuente no fiable. La desinformación es un virus tan destructivo socialmente como el coronavirus vitalmente. Cuanta más seguridad, contundencia y rotundidad percibamos en quien asegura saber lo que hay que hacer más debemos dudar sobre lo que dice que hay que hacer.

No es el momento para entrar en la discusión comparativa que desde distintos sectores políticos y altavoces mediáticos intentan instalar. Resulta bastante obvio que los mismos que ahora reprochan al Gobierno no haber prohibido las manifestaciones del 8 de marzo habrían acusado al Ejecutivo de sobreactuar en busca de réditos electorales si a lo largo del domingo (incluso mientras se producían esas concentraciones) no se hubieran disparado los casos conocidos de contagio y los fallecimientos en Madrid, que obviamente habían incubado el virus unos cuantos días antes. Resulta una simple (y dramática) caricatura que Vox acuse al gobierno “socialcomunista” de no haberle prohibido su propia asamblea de Vistalegre, en la que Ortega Smith abrazó y tosió sin descanso ante 9.000 congregados (pese a haber viajado a una zona de riesgo italiana y sabiendo perfectamente que su obligación era recluirse en casa y llamar al teléfono de atención correspondiente). Habrá tiempo de comparar seriamente la gestión política del brote de ébola o de la crisis de las ‘vacas locas’ y la de este aún enigmático Covid-19. (Pero si alguien en su aislamiento quiere comprobar las diferencias entre la coordinación ejercida por Salvador Illa y por Ana Mato, a quien tuvo que relevar Soraya Sáenz de Santamaría por la alarma y confusión que provocaba, puede releer aquí o aquí). Basta recordar que fue el mismo Fernando Simón que cada día nos explica en detalle la evolución del coronavirus quien finalmente encauzó la desastrosa gestión del ébola en 2014.

El propio contagio sufrido por dirigentes de distintas siglas políticas (ver aquí) evidencia lo absurdo de convertir la batalla contra el coronavirus en espacio de disputa partidista. Que determinados periodistas, tertulianos o blogueros se empeñen en alarmar en lugar de serenar (ver aquí algunos lúcidos consejos) y concienciar sobre la imperiosa necesidad de que todos y cada uno de nosotros contribuyamos a dar esa batalla rigurosamente, sólo demuestra la talla intelectual y cívica de quienes tanto pregonan “lo que (otros) tienen que hacer”.

Por supuesto que el Gobierno debe hacer “todo lo que haga falta” contra la pandemia, especialmente en planos ajenos a los asesores científicos, como son fundamentalmente las consecuencias económicas, laborales, empresariales o familiares (ver aquí las medidas anunciadas este jueves, que no han evitado la mayor caída de la Bolsa en su historia). Si la crisis del Covid-19 debe poner en valor la absoluta prioridad de fortalecer el sistema sanitario público en lugar de recortarlo, también puede y debe servir para aplicar en todo su potencial la fortaleza de un Estado democrático para superar crisis económicas con la prioridad de no seguir aumentando la desigualdad. Con el foco bien colocado en ayudar a pymes, autónomos, familias, empresas que pueden quebrar mientras peleamos contra el virus, pero sin que nadie aproveche esas ayudas simplemente para realizar despidos baratos o para proteger beneficios, sino precisamente para garantizar que cada euro de la caja de todos se emplea en beneficio de la mayoría y no de quienes mejor parados salen siempre de las crisis. (Ver aquí alguna interesante sugerencia planteada por Economistas Frente a la Crisis).

Los datos que vamos conociendo indican que aún no ha llegado lo peor de esta crisis de salud pública. Ni en contagios ni en fallecimientos ni en las consecuencias económicas, laborales, sociales o familiares. El hecho de que el máximo aislamiento sea hasta ahora la forma más eficaz de frenar la pandemia va a suponer muy probablemente un cambio profundo no sólo a corto sino a medio y largo plazo sobre las relaciones laborales, las estructuras empresariales y hasta las costumbres sociales y familiares. Si alguien se hubiera propuesto inventar un virus contra los afectos, sería este, el que exige no besar, no abrazar, no reunirse, no acercarse al otro, sospechar de todos, y más de los más débiles, los ancianos, los enfermos… Si individual y colectivamente no somos capaces de cumplir todas las medidas que ayuden a contener el virus hasta que una vacuna funcione, ese “todo lo que haga falta” incluye la declaración del Estado de alarma que ya reputados juristas reclaman, y que abriría también un debate intenso sobre el posible conflicto entre libertades públicas y la coacción legal del Estado (ver aquí la reflexión ya surgida en Francia).

Sonará a tópico, pero es obvio que toda crisis es también una oportunidad. La del Covid-19 lo es precisamente para la defensa de lo común, de lo público (como aquí explicaba Javier Valenzuela), de la capacidad solidaria imprescindible para no autodestruirnos, para mejorar los controles y las regulaciones de todo aquello que defiende la cultura neoliberal en su obsesión por imponer la ley del más fuerte y los privilegios de quienes más tienen. El coronavirus no distingue fortunas. Hasta en los Estados Unidos de Trump están experimentando las peligrosas consecuencias de desmontar el incipiente sistema de bienestar que Obama puso en marcha.

Tardaremos semanas o meses, pero ganaremos esta batalla si confiamos en nosotros mismos como sociedad responsable y solidaria. Si exigimos a las autoridades democráticas “todo lo que haga falta” para conseguirlo (sin excluir a nadie ni permitir ganancias a los especuladores habituales) y si hacemos oídos sordos a quienes saben con una seguridad pasmosa “lo que (otros) tienen que hacer”.

 

P. D. Cumplir las recomendaciones de los responsables sanitarios ante esta pandemia nos incumbe a todos. En infoLibre hemos decidido voluntariamente que el 90% de la plantilla practique teletrabajo desde el pasado miércoles 11 de marzo y mientras sea necesario (ver aquí). Con la misma firmeza que nos comprometemos a informar rigurosamente a nuestras socias, socios y lectores sin depender de otros intereses, reclamamos también a toda la comunidad de infoLibre que actuemos con responsabilidad y que luchemos juntos contra los bulos y la desinformación que complican la difícil batalla contra el coronavirus. Ayudadnos compartiendo los datos contrastados que aportamos, sugiriéndonos enfoques de interés y advirtiéndonos de cualquier error que cometamos. Desde este viernes, 13, todos los contenidos de infoLibre sobre la crisis del coronavirus quedan abiertos a todos los lectores (ver aquí). Porque la salud es lo primero y porque la primera función del periodismo es de servicio público. Gracias.

Más contenidos sobre este tema




167 Comentarios
  • Rafael María Rafael María 23/03/20 02:24

    Gracias compañeros! Lo mejor que he leído sobre esta crisis con mucha diferencia. Que pena que no seas parte de nuestro gobierno. Se necesita claridad de análisis para afrontar una situación como la que estamos viviendo. Sigamos por esta línea y saldremos adelante. Hace falta valentía y coraje para construir una estrategia que nos ayude a avanzar hacia la resolución. Y tu Jesus estás a la vanguardia .Gracias por tus palabras.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Agu47 Agu47 16/03/20 08:50

    Y me pregunto: ¿porque no actuamos igualcontra la gripe? La gripe causa miles de muertos todos los años

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    1

    • GRINGO GRINGO 20/03/20 19:11

      Porqué, evidentemente no es lo mismo y ya lo han repetido hasta la saciedad.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • manel 60 manel 60 15/03/20 17:42

    SOLO pensar en un momento si este gobierno " de ultraizquierda", suspende la concentracion de los salvadores de la patria y la esencia de occidente, como estaria la derecha , la ultraderecha y los que no se ni que son CDS. PUUUUUUUUUUFFFFFFFFFFFFFFFFF

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • manel 60 manel 60 15/03/20 17:34

    acabo de ver el tuit de , no se como llamarla en este momento "clara ponsati ", soy Valenciano pero me a tocado la fibra que hasta ahora no tenia demasiado arraigada de Españolista, si con gentuza cono ese bicho los catalanes creen van bien, que los pillen (confesaos), força Madrid, y al resto ! SI PODREMOS!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Hammurabi Hammurabi 15/03/20 16:10

    Declaración de ATTAC España ante la situación de emergencia provocada por la pandemia COVID-19

    La innegable vulnerabilidad de un sistema enfermo
    La crisis provocada por el coronavirus COVID-19 ha puesto de manifiesto las debilidades de un sistema globalizado ──convaleciente aún de un tratamiento de choque de austeridad en el gasto público── basado en el individualismo, las falsedades y el egoísmo. Y que, cuando se producen emergencias mundiales como la actual, perjudica fundamentalmente a las clases populares.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Hammurabi Hammurabi 15/03/20 16:09

    Una de las cosas que mayormente se han evidenciado ha sido LA IMPORTANCIA DE LO PÚBLICO. En los últimos días, estamos oyendo las voces de destacados neoliberales, que siempre han proclamado la excelencia del mercado y han criticado la labor del Estado, reclamando la ayuda estatal. Y es siempre así: en los buenos tiempos se defiende la primacía de las empresas y la gestión privadas para beneficio de muy poca gente. Pero cuando llegan las vacas flacas, se pide que acuda el Estado al rescate. Privatizar los beneficios, socializar las pérdidas. Hoy estamos sufriendo las consecuencias de la privatización de una banca pública que tanto echamos en falta.

    Esto se ve claramente en los SERVICIOS PÚBLICOS y en la SANIDAD PÚBLICA, que en los últimos años ha sufrido fuertes recortes y privatizaciones, especialmente en las comunidades autónomas gobernadas por la derecha. Esta situación es muy grave en la Comunidad de Madrid, que es precisamente la más afectada por la pandemia del Covid-19. En Madrid hay 33 hospitales públicos y 50 privados. Y de los públicos, hay 5 que tienen gestión privada. Ahora, cuando hay que atender a toda la población, es cuando se comprueba la necesidad de destinar los fondos públicos a la sanidad pública. Ahora también queda clara la demagogia de quienes pregonan la caridad frente a la justicia social.

    Los servicios públicos, tan necesarios, requieren que el Estado disponga de fondos suficientes para garantizar el bienestar social. Y aquí aparece la profunda lacra de una fiscalidad tan injusta como la española y la inmensa y negra sombra de LAS GUARIDAS O PARAÍSOS FISCALES. El dinero que allí está, para beneficio de muy poquita gente, debería estar aquí para dedicarlo a quien lo necesita. Es urgente tomar medidas para eliminar este mal de la economía mundial, como por ejemplo, desarrollar en España un Pacto de Estado contra el fraude fiscal.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Hammurabi Hammurabi 15/03/20 16:09

    Una de las cosas que mayormente se han evidenciado ha sido LA IMPORTANCIA DE LO PÚBLICO. En los últimos días, estamos oyendo las voces de destacados neoliberales, que siempre han proclamado la excelencia del mercado y han criticado la labor del Estado, reclamando la ayuda estatal. Y es siempre así: en los buenos tiempos se defiende la primacía de las empresas y la gestión privadas para beneficio de muy poca gente. Pero cuando llegan las vacas flacas, se pide que acuda el Estado al rescate. Privatizar los beneficios, socializar las pérdidas. Hoy estamos sufriendo las consecuencias de la privatización de una banca pública que tanto echamos en falta.

    Esto se ve claramente en los SERVICIOS PÚBLICOS y en la SANIDAD PÚBLICA, que en los últimos años ha sufrido fuertes recortes y privatizaciones, especialmente en las comunidades autónomas gobernadas por la derecha. Esta situación es muy grave en la Comunidad de Madrid, que es precisamente la más afectada por la pandemia del Covid-19. En Madrid hay 33 hospitales públicos y 50 privados. Y de los públicos, hay 5 que tienen gestión privada. Ahora, cuando hay que atender a toda la población, es cuando se comprueba la necesidad de destinar los fondos públicos a la sanidad pública. Ahora también queda clara la demagogia de quienes pregonan la caridad frente a la justicia social.

    Los servicios públicos, tan necesarios, requieren que el Estado disponga de fondos suficientes para garantizar el bienestar social. Y aquí aparece la profunda lacra de una fiscalidad tan injusta como la española y la inmensa y negra sombra de LAS GUARIDAS O PARAÍSOS FISCALES. El dinero que allí está, para beneficio de muy poquita gente, debería estar aquí para dedicarlo a quien lo necesita. Es urgente tomar medidas para eliminar este mal de la economía mundial, como por ejemplo, desarrollar en España un Pacto de Estado contra el fraude fiscal.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Hammurabi Hammurabi 15/03/20 16:08

    En los últimos días, las Bolsas están ocupando las principales noticias económicas, transmitiendo a la población la sensación de pánico generalizado. En España, la CNMV acaba de prohibir las operaciones en corto. No es un mal paso, pero es insuficiente para frenar a los especuladores financieros que siempre sacan buena tajada de la volatilidad de los mercados bursátiles. Y es aquí donde también vemos lo imprescindibles que son para el bien común medidas como el IMPUESTO A LAS TRANSACCIONES FINANCIERAS, para frenar la especulación y establecer una regulación de la economía financiera que además pueda contribuir a aportar fondos al Estado para las necesidades sociales.

    Esta crisis tendrá graves consecuencias económicas, sobre todo para las PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS, que son las que menos capacidad tienen de recuperarse. Estamos viendo cómo pequeños negocios, que afectan a todas las áreas de la economía, están cerrando sus puertas y sufriendo graves pérdidas. Lo mismo ocurre con multitud de TRABAJADORES Y TRABAJADORAS que están sufriendo las consecuencias de ERES y dejan de percibir sus salarios durante los días que no pueden trabajar. El Gobierno tiene que garantizar MEDIDAS DE PROTECCIÓN SOCIAL para estos sectores. por lo que ahora sería un buen momento para introducir una Renta Básica Universal. Es también el tiempo de exigir más a quienes más se han beneficiado del actual sistema impositivo, lo que se conseguiría mediante una profunda reforma fiscal.

    Las imágenes obtenidas por satélite de la China paralizada por la epidemia muestran un paisaje limpio, como hacía años que no existía. La reducción de gases contaminantes industriales y de transporte nos lleva a pensar cómo sería una sociedad SIN TANTA CONTAMINACIÓN, con menos industria y coches, y mucho más respirable y beneficiosa para la vida. El nivel de gases de efecto invernadero también ha bajado, lo que demuestra que, si se quiere, se puede.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Hammurabi Hammurabi 15/03/20 16:06

    Es el momento de pensar otro mundo. Con una economía de cercanía y el abandono de los tratados de comercio e inversión que aumentan la desprotección social y la huella climática, y trasladan la capacidad de decisión democrática de la ciudadanía a las grandes corporaciones y los poderes financieros globales.

    Hoy más que nunca se está demostrando también la importancia de los CUIDADOS, una labor muy poco apreciada ejercida principalmente por las mujeres. Esto nos debe servir para valorar el inmenso trabajo que ellas hacen, y para aprender a compartir el trabajo y los cuidados.

    Un mundo en el que las voces neoliberales han defendido sin ningún pudor la importancia del INDIVIDUALISMO ha desatado un pánico que ha derivado en algunos casos de egoísmo injustificable, como hemos podido comprobar en las imágenes de supermercados desabastecidos. Frente a eso, también estamos viendo impresionantes ejemplos de SOLIDARIDAD, empezando por las personas que trabajan en la sanidad pública y siguiendo por los grupos de ayuda vecinal que se han formado en muchos barrios, siempre cumpliendo las medidas adoptadas por el Gobierno y las autoridades sanitarias

    ATTAC CELEBRAMOS ESTE AÑO NUESTRO 20 ANIVERSARIO EN ESPAÑA. Y con este motivo habíamos programado muchas, y estupendas, actividades. Ahora, siguiendo las directrices recomendadas, hemos aplazado todas hasta que se restablezca la normalidad.

    Luchamos por hacer posible otro mundo, UN MUNDO PARA VIVIR, NO PARA SOBREVIVIR. Y tenemos el convencimiento de que aún de las peores situaciones pueden sacarse lecturas positivas y aprovechar oportunidades.Este es el caso actual.

    Mesa de Coordinación de Attac España

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • luzin luzin 14/03/20 21:56

    O sea, que era la recomendación de los nazi-onanistas y los confederados desnortados lo que impedía al Gobierno tomar medidas ... ah ... vamos entendiendo ...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    8

    2

    • Isa. Isa. 15/03/20 00:38

      Hola luzin. Puedo empatizar con tu situación personal y tus críticas y advertencias. Pero ahora. Qué pides, dimisión? Crees qué es razonable ahora mantener un discurso que puede agravar más la situación. Con todos mis respetos. Ahora no procede la impotencia y la rabia para el conjunto de la sociedad, para el colectivo humano, para las personas que cómo tú, están en una misma situación, ahora solo resta aplaudir a los que les toca dormir poco o nada para salvar la vida de otras. A los que tienen que compartir sus escasos metros cuadrados y su presupuesto para alimentarse. Ya han quedado patentes tus advertencias. Gracias

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 7 Respuestas

      0

      3

      • luzin luzin 15/03/20 00:49

        No lo hago por inquina personal, en absoluto, aunque evidentemente las situaciones personales te hacen estar más atento a determinadas cuestiones, algo que mucho ciudadanos no han tenido posibilidad al tener confianza en la actuación del Gobierno ... Y simplemente es lo que pienso ... y siempre he expresado en la medida de mis posibilidades lo que pienso ... y lo voy a seguir haciendo ...

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 6 Respuestas

        2

        1

        • Lunilla Lunilla 15/03/20 11:48

          ¡Vaya -Vaya Luzin: "No vale con satisfacer necesidades vanas": Debemos ir mas allà y lograr diferenciarnos de nuestro competidores aportando valor añadido. Solo Así conseguiremos 'fidelizar' a nuestro público y qquedar grabados para siempre en su memoria, como una imagen positiva...todo lo demás es "verborrea barata" Saludos cordales ,,,El Diablo Cojuelo dixit"PD: Enviado a EDitar a las 11,55 a/m ¡Es para hoy!!! Señores moderadores....¡Muchas Gracias..!!

          Responder

          Denunciar comentario

          2

          1

        • Lunilla Lunilla 15/03/20 11:36

          ¡Bien....bueno Luzin; Pero no olvide que una creencia limitante del conocimiento; "Es que confunde brindar una opinión sobre algo; Con "Saber al respecto"...Saludos Cordiales...El Diablo Cojuelo" PD; Enviado a EDitar a las 11,45 am ¡Es para hoy!! Señores moderadores …¡Muchas Gracias !!

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          2

          1

          • Lunilla Lunilla 16/03/20 09:48

            OtrosìDigo: "Luzìn" [….] -"por mi parte" Debo decirle que, con 'complacencia y paciencia' me he leído todas sus historietas; "Lo cual me ha llevadoa traducirle este "Mensaje" que va de "Alfeñiques" a Badulaques" […] -"Hace muchos años: LOs Comics de Tarzan, Hopalong; Cassidy; Linterna verde; Batmn; Aguaman; ' -mas no los de la zorra y el cuervo' -Daniel el travieso- o el 'super ratòn'- "Traian en la portada una propaganda, con cupòn" "Incluido de Charles Atlas" // Básicamente se trataba de un método..."Para como decíamos entonces volvernos un "Cuajado" en `poco tiempo". "El Aviso comenzaba diciendo "...-"Yo era un alfeñique de 44 kilos; ...Ahora...-Y luego una foto - de un hombre musculoso-" / "Un compi el colegio encargo la formula mágica; …-"Y efectivamente después de muchos ejercicios y sufrimientos llegó a tener la musculatura deseada;-El alfeñique de 44 kilos, es hoy por hoy un "Badulaque" de 68 años; "Se pasó la vida descuidándose mientras descuidadaba el vivir" ALFEÑIQE : En árabe .al -fanid / -persona delicada de cuerpo y complexión // BADULAQUE: ( -no se si también en árabe ) -'persona de poca razón y fundamento·" -¡Gracias Luzìn por la inspiración y el recuerdo que me ha dado ...Saludos El DIablo Cojuelo PD: Enviad a EDitar aa las 9,50 h. a/m …¡Es para ¡hoy!! Estimados moderadores . ¡Muchas Gracias !!!

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            1

            2

            • Arkiloco Arkiloco 17/03/20 20:43

              Me lo pillo: Alfeñiques y Badulaques!! jajjajajajaj...Muy bueno y extraordinaria la referencia a "Hopalong Cassidy" Que memoria y qué recuerdos...

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

        • Isa. Isa. 15/03/20 01:11

          Me consta que siempre lo has expresado. No percibí inquina. Yo también necesitaba expresarlo.

          Buenas noches, luzin

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          2

          • luzin luzin 15/03/20 01:12

            Buenas noches Isa ...

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            0



 
Opinión