x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
En Transición

Gana la experiencia, la capacidad de gestión y el voto seguro

Publicada el 13/07/2020 a las 00:01 Actualizada el 13/07/2020 a las 00:20

Las primeras elecciones de la era covid avanzan rasgos de la sociedad española tras los primeros meses de pandemia. Una sociedad que ante situaciones duras sigue interesada en la política y apuesta por marcas que percibe como solventes por su capacidad, -o al menos, experiencia-, de gestión.

La primera incógnita, la participación, a falta de conocer los detalles tras la incorporación del voto CERA (el de los españoles residentes en el extranjero), se ha alejado mucho del comportamiento que se vio hace unas semanas en la segunda vuelta de las municipales francesas, con una bajada de más de 20 puntos respecto a las anteriores. Finalmente en Galicia el número de electores que han acudido a las urnas han supuesto cinco puntos menos que en 2016, y en Euskadi, aunque sea la más baja de la historia, es menos de la mitad de lo que ocurrió en el país vecino. Se confirma así que España sigue siendo una sociedad con fuerte apego electoral, incluso en las condiciones más difíciles, como esta.

Aunque cada una de las comunidades tiene peculiaridades propias que saltan a la vista, en el resultado hay un elemento común que probablemente sea indicativo de lo que puede estar pasando en el resto de España: se ha cerrado la ventana de oportunidad que supuso el ciclo de la indignación y cotizan al alza partidos tradicionales -de ámbito nacional o de cada territorio– que se perciben como valores seguros.

El enorme desplome Podemos y sus confluencias en Galicia –de 14 diputados a 0– y aunque en menor medida, en el País Vasco, certifica un fin de ciclo que se salda no con la vuelta de ese electorado a las filas socialistas, sino con la recuperación de fuerzas progresistas de carácter nacionalista. Será enormemente interesante ver qué ha pasado con el voto joven que capitalizaron los morados hace tan solo cuatro años, y con los nuevos votantes que se han incorporado esta vez.

En el lado conservador, difícilmente la dirección del Partido Popular puede valorar de forma positiva los resultados de este peculiar 12J. Los malos resultados obtenidos en Euskadi con un candidato del ala dura del PP designado por Casado confirman algo que nos decían los estudios previos: que el PP estaba perdiendo voto tanto hacia el PNV como hacia Vox. La estrategia de Casado ha fracasado y no sirve como consuelo la revalidación de la mayoría absoluta de Feijóo, representante de la vía opuesta a Casado en el PP, y cuya campaña se ha desprendido todo lo que ha pedido delas siglas y el logro de su partido.

Lo ocurrido en Galicia y Euskadi no se quedará en Galicia y Euskadi. La onda expansiva, aunque no se explicite de forma inmediata, llegará al epicentro de los tres partidos de ámbito nacional, cuyos resultados exigirían, con mayor o menor intensidad según los casos, ejercicios de profunda autocrítica. Ni Podemos, ni el PSOE ni el PP pueden estar satisfechos de los resultados obtenidos.

Mientras todo esto ocurría, por el camino, por vez primera a ciudadanos y ciudadanas se las ha prohibido ejercer su derecho al voto, algo que, más allá de las consecuencias jurídicas que pueda tener, supone un peligroso hito en la historia democrática de nuestro país. La falta de previsión y de diligencia de las administraciones autonómicas y de la junta electoral se ha saldado negando un derecho fundamental, algo que no debe ser pasado por alto y exige un ejercicio de autocrítica que permita agilizar reformas pendientes en nuestra legislación electoral en aras de garantizar que el derecho al voto se pueda ejercer incluso en situaciones de pandemia como la que estamos viviendo. Hubiera bastado con ampliar el plazo para solicitar el voto por correo, o en última instancia y conscientes de la imprevisión, haber habilitado una urna itinerante. Pero no se hizo. Ahora no hay marcha atrás más allá de lo que los tribunales pudieran decir en su caso, pero no debe volver a pasar. No puede volver a pasar.

Más contenidos sobre este tema




8 Comentarios
  • Isa. Isa. 14/07/20 21:38

    Lo de " por vez primera a ciudadanos y ciudadanas se las ha prohibido ejercer su derecho al voto" Tengo la sensación de que no ha tenido la repercusión que debería, me refiero, en los que se han visto perjudicados por la circunstancia y con el derecho que les asiste. Significativo.

    Por otro lado, aprovecho para transmitirte otras. "inquietudes" Percibo que se analiza muy superficialmente "El enorme desplome Podemos y sus confluencias en Galicia " el crecimiento del BNG parece evidente que es debido a ello. Pero, también es posible que sea porque el nacionalismo gallego de Ana Pontón ha abandonado el discurso indepe y toca temas sociales imprescindibles como son la ecología, el feminismo, la dignidad social,...me gustaría leer algo más sobre ello, sobre todo porque el feminismo, en estos momentos está en una grave confrontación con la ministra Irene Montero y esto tiene una repercusión y un valor considerable en un gran sector de la izquierda que, no sé si somos conscientes por exceso de confíanza con el partido que votamos y en las leyes que promulgan nuestros lìderes, pero.. Por qué me parece que se quiere silenciar ese debate? Esa confrontación que existe con la agenda política feminista, siendo necesario que se construya en consenso. Te lo transmito a ti, como mujer y como politóloga porque me parece que en Galicia ha marcado una respuesta electoral importante contra Podemos. Se requiere análisis sobre este tema y una información clara a toda la sociedad. Agradecería que se pudiera debatir en vivo y públicamente la nueva ley porque afecta y afectará más a largo plazo a la izquierda y a toda la sociedad. Un saludo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Grever Grever 14/07/20 11:40

    Dice la columnista "avanzan rasgos de la sociedad española", lo dudo. Los resultados en ambas comunidades solo permitirían concluir que, con Cataluña, tienen rasgos propios y diferentes al resto del Estado ¿cómo explicar si no el estancamiento o desaparición de las opciones tuteladas desde la capital del reino? La contundente victoria de Feijoó lo ha sido a pesar de los dictados de la dirección estatal; la victoria relativa del PNV nada que ver con emanaciones desde Madrid al igual que los incrementos de BNG y EH-Bildu. Por contra los dependientes de direcciones estatales radicadas en Madrid o bien se han estancado (PSOE) o bien se han estrellado en mayor o menor grado (UP y PP(C's-vasco). ¿Qué territorios del Estado, repito salvo Cataluña, tienen posibilidad de compartir rasgos similares?
    Crece mi impresión que, al igual que las direcciones estatales de los partidos, muchos periodistas y analistas políticos utilizan patrones capitalinos para valorar lo que ocurre en territorios tan singulares como Galicia, Euzkadi o Cataluña.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Juan Raul Juan Raul 14/07/20 08:40

    Cristina tengo que felicitarte por este comentario tienes toda la razón además te felicito cuando estas de tertuliana en (la noche en 24horas) a pesar que este programa con el conductor que tiene Marc Salas es mas parecido al Cascabel de 13TV con muchas veces los mismos tertulianos menos mal que en minoría están ,tú, Maraña, Basteiro, Chema Crespo yo muchas veces lo cambio como anoche por ejemplo que solo hablaban del desastre de PODEMOS pero muy poco y nada del desastre de Casado en el País Vasco es decir que en estos momentos la televisión publica está igual o peor que cuando Rajoy la mayoría de sus programas parece que los dirigiera (Montesinos) siempre mas a favor a la derecha que mantener una neutralidad

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • ADL3 ADL3 14/07/20 00:22

    Muy acertadas preguntas y otra más, como siempre.
    Cuántos votantes antes y ahora conocen los programas electorales? Ya no digo analizarlos.
    El grupo de amigotes en la barra del bar: a la pregunta de si la ley electoral, base para cualquier ley que luego nos afecta "económicamente", hay que cambiarla, adaptarla, revisarla..., casi todos contestan que claro que sí. No es por las cervezas, pero resulta que luego, no se a quién les hacen caso o quién les convence, esos mismos eligen las papeleta de los partidos que no quieren cambiarla.
    Yo lo he comprobado en mis círculos. Prueben y saquen conclusiones.
    No debemos quedarnos en lo que nos cuentan o prometen. Hay que utilizar el voto como examen y si es necesario suspenderlos y castigarlos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • aguililla aguililla 13/07/20 15:56

    Es que allí está todo atado y bien atado por la gracia De Dios y por el general

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Antonio LCL Antonio LCL 13/07/20 09:06

    Las victorias en democracia son incuestionables. En Galicia el PP arrasa sin esfuerzo, sin que a mi entender exista el menor riesgo de que a las próximas y a las siguientes,... ocurra lo mismo. Podemos hacer un sencillo ejercicio de credibilidad sobre lo ocurrido, que viene siendo lo que ha ocurrido en las pasadas y en las anteriores,... ¿Es desidia, confianza plena, agradecimiento? ¿Tan bien trabajan los políticos el territorio, que la ciudadanía paga siempre con la misma moneda? Algo no me convence. Toda sociedad tiene aspectos que mejorar y, en consecuencia, elementos que sacudirse por ser obstáculos al desarrollo. Algo no me cuadra. Por favor, Cristina y quienes os dedicáis al análisis político y social, estrujaros (perdón por el término) algo más el cerebro y profundizar en las razones de ciertas parálisis sociales. Muchas gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    7

    • Hammurabi Hammurabi 13/07/20 20:30

      Conformismo, miedo, ignorancia, muchas son las preguntas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • acracio acracio 13/07/20 23:06

        Allí la Iglesia en connivencia con el caciquismo, que han parasitado todas las instituciones, tienen la llave. Solo puede haber un cambio si los nuevos partidos entienden la idiosincrasia gallega, al estilo de Euskadi y Cataluña que saben que solo en clave nacionalista pueden arrancar soluciones al centralismo.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        1

Lo más...
 
Opinión