La portada de mañana
Ver
Las macrorresidencias suman el 38% de las plazas de mayores, un modelo que se demostró letal en el covid

La XII Legislatura

Compromís propondrá a PSOE y Unidos Podemos una mesa a tres después del 25S

Compromís presenta 30 propuestas para que PSOE y Unidos Podemos gobiernen con la abstención de C's

Juntar en la misma mesa a Unidos Podemos y el PSOE tras las elecciones vascas y gallegas del próximo domingo. Ese es el objetivo que persigue Compromís, que según ha podido saber infoLibre mantendrá contactos para convocar una reunión a tres con los socialistas y la coalición de izquierdas la semana que viene con el fin de discutir un eventual pacto basado en el documento que presentaron hace unas semanas, un escrito sobre el que ya negocian discretamente PSOE y Unidos Podemos desde hace unos días, como informó este diario el jueves aunque oficialmente ambas formaciones lo niegan tajantemente.

El fracaso de la votación de investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy, y el inicio de la campaña electoral de las elecciones gallegas y vascas impuso un parón en las negociaciones para formar Gobierno a nivel estatal. Tanto PSOE como Unidos Podemos coincidían hace días en afirmar que, hasta el 25S, no habría movimientos de importancia por ninguna de las partes, si bien ambas formaciones han mantenido contactos en secreto para tratar de desbloquear la situación a través de la vía Compromís, que planteó hace unas semanas la posibilidad de que los socialistas y la coalición de izquierdas firmen un acuerdo en base a 30 medidas que puedan contar con la abstención posterior de Ciudadanos.

No obstante, una vez pasadas las elecciones, Compromís busca dar un impulso a esta vía sentando a PSOE y Unidos Podemos en la misma mesa. Así lo confirman a este diario fuentes de la formación valenciana, que afirman que mantienen contactos regularmente con las dos organizaciones y son optimistas sobre la posibilidad de entablar un diálogo formal a tres bandas. Esta mesa, no obstante, no tendría por qué ser pública, sostienen estas fuentes, que plantean que una reunión "discreta" evitaría parte de la presión mediática.

Compromís quiere poner oficialmente encima de la mesa en esta reunión su plan, que pasa por firmar un acuerdo junto a PSOE y Unidos Podemos que, posteriormente, se presentaría a Ciudadanos para buscar su abstención. Según recalcan los dirigentes consultados, esto permitiría al secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, presentarse en el Comité Federal del PSOE del próximo 1 de octubre con una negociación abierta o incluso un principio de acuerdo que no contemplase la necesidad de reunir el apoyo de ERC y el PDC –la antigua Convergència– y que tampoco incluyese el referéndum de autodeterminación en Cataluña, las principales líneas rojas que la cúpula de los socialistas ha impuesto a su líder a la hora de buscar un pacto.

Las fuentes de la coalición valenciana admiten que buscar la abstención de Ciudadanos es el punto más débil de su propuesta, toda vez que el partido naranja ha dicho por activa y por pasiva que no facilitarán un Gobierno de coalición en el que se encuentre Unidos Podemos, precisamente lo que plantea Compromís. No obstante, estos dirigentes son optmistas al respecto: "Ciudadanos tendría complicado votar que no si se les presenta un pacto, porque si hay terceras elecciones se despeñan", pronostica gráficamente un dirigente valenciano, que además recuerda que el partido naranja podría argumentar ante su electorado que el pacto contiene las seis medidas de regeneración democrática que impuso al PP para cerrar el pacto que defendió Rajoy en su debate de investidura.

No obstante, en Unidos Podemos no lo ven tan claro. Pese a que dirigentes como el líder de IU, Alberto Garzón, han abierto la puerta a negociar con Ciudadanos un acuerdo para investir a Pedro Sánchez, fuentes de la dirección de Podemos consultadas por infoLibre son muy escépticas a la hora de imaginar que el partido naranja pudiera abstenerse ante un eventual pacto con el PSOE. "Convencer a Ciudadanos es imposible", señala un dirigente cercano al secretario general, Pablo Iglesias, que se muestra convencido de que la opción más probable hoy por hoy es la repetición de las elecciones.

Escepticismo con respecto a Sánchez

Y es que, según estas fuentes, la formación morada está dispuesta a reunirse con Compromís y el PSOE, pero en su seno desconfían de Sánchez y creen que sus movimientos únicamente buscan posicionarle mejor en la batalla interna que vive en su partido. "Me sorprendería una propuesta de Pedro Sánchez, porque en estas dos semanas no nos ha llamado", se queja un dirigente, que se muestra convencido de que la corriente del PSOE más favorable a abstenerse en favor del PP "tiene fuerza suficiente" como para que el secretario general no avance en una negociación con Unidos Podemos.

Este dirigente, próximo a Iglesias, sostiene además que Podemos exigiría a los socialistas entrar en el Gobierno, aunque añade que el partido morado pediría menos ministerios que en la anterior legislatura. La misma fuente argumenta que "entregar los votos al PSOE" sin compartir Ejecutivo implica no tener "garantías" de que los socialistas fueran a cumplir los acuerdos que se alcanzaran y, además, pondría a Podemos en una situación de debilidad.

"Si no apoyásemos una medida del PSOE se diría que hacemos la pinza con el PP, y si la apoyamos, PP y Ciudadanos pondrían el grito en el cielo en la calle", sostienen estas fuentes, que concluyen que Podemos se "desdibujaría" si no compartiese Gobierno con los socialistas. No obstante, desde la dirección admiten que existe una corriente en el partido más proclive a apoyar al PSOE, incluso sin entrar en el Ejecutivo, para evitar unas terceras elecciones, como reconoció públicamente el pasado miércoles la portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, cuando aseguró que una parte de la formación aboga por mantener una "mayor relación de igualdad" con el PSOE y que las otras apostarían por una "relación más distinta".

Los independentistas, ¿plan A o plan B?

Compromís esperará al Comité Federal del PSOE para convocar una mesa a tres con Podemos

Compromís esperará al Comité Federal del PSOE para convocar una mesa a tres con Podemos

Por ello, los partidarios de Iglesias y el propio secretario general siguen apostando por el que es el eje de su discurso desde el pasado 26 de junio: tratar de alcanzar un pacto con el PSOE y también con PNV, ERC y PDC. Pese a que los republicanos siguen poniendo el referéndum en Cataluña como condición sine qua non para llegar a un acuerdo, los conservadores catalanes, por boca de su portavoz en el Congreso, Francesc Homs, han abierto la puerta a "abordar en el mundo independentista" si la prioridad es el referéndum o sacar a Mariano Rajoy de la Moncloa. "Yo creo que Convergència entraría, sería más fácil que convencer a ERC", señala a este respecto un dirigente de Podemos sin dar más detalles.

En Compromís tampoco cierran la puerta a tratar de buscar el apoyo de los partidos catalanes en lugar de la abstención de Ciudadanos, aunque consideran que esta opción debe plantearse únicamente como un plan B. "El procés se está debilitando, no puedes mantener una tensión así en la sociedad tantos años", reflexiona un dirigente de la coalición valenciana, que además se muestra convencido de que el PDC y ERC prefieren "buscar una salida" negociando con un Gobierno presidido por Sánchez que continuar chocando con un Ejecutivo del PP. Y a ello se suma, recuerdan estas fuentes, la delicada situación económica de la Generalitat, que depende del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para obtener parte de su financiación, lo que supone un instrumento más de presión para un Gobierno de los conservadores.

En cualquier caso, el lunes se reúne la ejecutiva de Compromís para aprobar los próximos pasos a seguir, una vez pasadas las elecciones autonómicas. Será entonces, afirma un dirigente, cuando la coalición valenciana decida "tomar la iniciativa" y convocar a PSOE y Unidos Podemos a la mesa si es que ellos no han iniciado todavía conversaciones oficiales. A partir de ahí, y de haber finalmente negociación, las conversaciones tendrán en el horizonte el Comité Federal del PSOE del 1 de octubre, en el que Sánchez hará oficial su deseo de encabezar un Gobierno apoyado por Unidos Podemos y Ciudadanos.

Más sobre este tema
stats