La portada de mañana
Ver
Los torturadores franquistas siguen luciendo medallas dos años después del anuncio de su retirada

Memoria histórica

Cuatro guerrilleros asesinados en el franquismo, exhumados por voluntarios 67 años después

infoLibre

Este lunes comenzaron los trabajos de exhumación de los restos de cuatro guerrilleros asesinados en marzo de 1949 y enterrados junto a un lateral de la iglesia de Santa María de Páramos, en el concello coruñés de Val do Dubra. Fueron localizados por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que se ofreció voluntaria para comenzar la apertura de la fosa y búsqueda de los cadáveres. 

Los restos pertenecen a tres hombres y a una mujer miembros del destacamento Manolo Bello, perteneciente a la IV Agrupación del Ejército Gerrillero de Galicia. La Guardia Civil les descubrió el 5 de marzo de 1949 en la casa en la que escondían, de la familia Teiga, situada en Zas, Negreira. Eran cinco: José María Castelo Mosquera Doctor, jefe del Destacamento; Vicente Peña Tarrasa, comisario político del mismo Destacamento; Manuel Pena Camino; Manuel Ramiro Souto y Carmen Temprano Salorio. Ramiro lograría salvar la vida.

Tiroteo entre los guerrilleros y los agentes de la Guardia Civil

Según pudo saber la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, la Guardia Civil rodeó la casa a las 8 y cuarto de la mañana. En ese momento, se produjo un tiroteo tras el cual los guerrilleros consiguieron escapar. Más tarde, Carmen Temprano fue herida de gravedad y rematada por su compañero Castelo. Su cuerpo fue enterrado en el cementerio de Aro ese mismo día por la tarde, como se reflejó en el proceso militar.

La Diputación de Valencia aprueba subvencionar las exhumaciones de fosas de la Guerra Civil

La Diputación de Valencia aprueba subvencionar las exhumaciones de fosas de la Guerra Civil

A las cuatro de la tarde, los agentes sorprendieron a los huidos –los guerrilleros y algunos miembros de la familia Teiga– en los montes de Paramos (Val do Dubra), a unos 20 kilómetros de donde habían partido. Allí se produjo otro tiroteo, en el que fueron asesinados Castelo, Peña, Pena Camino y Manuela Teiga. Ramiro logró escapar y ser recogido por unos compañeros.

Según las informaciones de memorialistas, los cuerpos evidenciaban signos de violencia y fueron expuestos al público en el Depósito Municipal de Paramos. Los cuerpos fueron enterrados en cajas de madera en el atrio del cementerio local el día siete de marzo de 1949.

El hallazgo de los restos será denunciado en el cuartel de la Guardia Civil más próximo y llevados más tarde al campus de Ponferrada, en la Universidad de León, para identificarlos. 

Más sobre este tema
stats