XIX Congreso Nacional del PP

Feijóo se arruga

Feijóo se arruga

El presidente gallego dijo que "no". El presidente de la Xunta habló por fin este lunes despejando todo tipo de rumores y especulaciones sobre sus planes de futuro ahora que el Partido Popular ha abierto de forma oficial el plazo para la presentación de candidatos para al XIX Congreso Extraordinario, el que elegirá al sustituto de Mariano Rajoy. Ante la Junta Directiva Regional del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo anunció que no se presentará al cónclave. "No voy a ocultaros que lo he reflexionado", dijo. "Me he dedicado muchos lustros de mi vida a la defensa de los intereses generales, presido el PPdeG en los últimos 13 años [...] Tenemos el respaldo de la única mayoría absoluta", defendió al tiempo que agradecía todas las opiniones y muestras de afecto recibidas en los últimos días.

"Para mi ser presidente de Galicia es la mayor de mis ambiciones políticas", dijo visiblemente emocionado y arropado por los aplausos de los suyos. "En 2016 a los gallegos les pedí la confianza, les pedí su apoyo para cuatro años más. Los gallegos nos han respondido con su voto, con una mayoría electoral", dijo justificando su "no" en su compromiso con quienes le votaron hasta 2020. Se puede, dijo, hacer política nacional desde Galicia.

"No puedo fallar a los gallegos"

"No puedo fallar a los gallegos porque sería también además fallarme a mí mismo", dijo.

Feijóo arrancó la intervención agradeciendo la asistencia de sus compañeros a este acto convocado en los jardines del hotel Palacio del Carmen. Y señalando que en los últimos días su futuro ha sido uno de los temas estrella de los medios de comunicación.

El congreso del PP nacional se celebrará los días 20 y 21 de julio en Madrid.

En los últimos días, el presidente gallego había jugado al despiste aplazando cualquier manifestación a esta semana, cuando se ha abierto el plazo de presentación de candidaturas de forma oficial. Un silencio que en el partido interpretaron en clave de "miedo". El miedo a dejar la Presidencia de la Xunta para ponerse al frente del PP, un PP en la oposición y que tiene que abordar unas elecciones municipales, autonómicas y europeas en menos de un año.

Feijóo comparecía en Santiago ante la plana mayor de su partido horas después de que Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, diera la sorpresa. Desde su cuenta de Twitter, el también diputado por Ávila convocaba a los medios de comunicación a las 11.30 de la mañana a las puertas de sede nacional del partido para anunciar que él sí competiría por el liderazgo. A la hora de justificar sus razones, lamentó que nadie hubiese dado el paso hasta la fecha.

Con el presidente de la Xunta habiendo despejado las dudas, los focos se dirigen ahora a la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, y la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

Casado "sí" quiere presidir el PP

"Yo sí quiero presidir el Partido Popular", arrancó en una clara alusión a que ninguno de los nombres que suenan en las quinielas se hubiese pronunciado todavía. "No podemos seguir arrastrando los pies durante toda una semana", recalcó.

Casado se presentó como el candidato de la "renovación" y se fijó como objetivo recuperar a los votantes que se han ido a Ciudadanos y a Vox. Pese a estar muy presente la idea de "renovación" en su discurso, Casado no renegó del partido. Así, presumió de haber trabajado junto a José María Aznar y también junto a Mariano Rajoy. Y de estar orgulloso de ello.

"No es un proyecto personal, es un proyecto de todos. No es un proyecto para ahora, sino que sobre todo es un proyecto para el futuro", dijo.

La idea de Pablo Casado es presentar el martes a su "equipo renovado" y el miércoles llevar a la sede del partido las 100 firmas que necesita para presentar como precandidato.

"Lo quiero hacer con los principios de siempre que tantas veces me habéis escuchado defender", añadió. Se trata, dijo, de "la libertad", "la unidad de España", "la defensa de la familia, la educación, la sanidad, las pensiones", "la seguridad, la lucha contra el terrorismo y la defensa de las víctimas". Por último dijo que el PP tiene "que recuperar la honestidad y la eficacia en la gestión como seña de identidad para todos los administrados". Un "proyecto ambicioso" para recuperar el Gobierno "cuanto antes".

Casado dio a entender que no piensa integrarse en ninguna otra candidatura de las que puedan llegar. Él, dijo, quiere dar la cara. Y la quiere "dar solo". Como ya ha hecho, añadió, en los últimos años en las ruedas de prensa que ha ofrecido en la sede nacional del PP en su función de responsable de Comunicación, donde, subrayó, ha dado la cara "en las peores noches electorales" y también defendiendo "la honorabilidad del partido frente a traidores" a los que él ni siquiera conoce, en alusión a los escándalos de corrupción que han afectado a las siglas conservadoras.

No obstante, en sectores del PP creen que tendría mejor encaje en una candidatura liderada por Santamaría que en una liderada por Feijóo. "Por afinidades", justifica un diputado

Poco después de que Casado hiciera público el anuncia, el programa Al Rojo Vivo de laSexta avanzaba que la juez Carmen Rodríguez-Medel dictó el pasado viernes una providencia, notificada a las partes ese mismo día, solicitando al Congreso de los Diputados que acredite la condición de parlamentario del vicesecretario de Comunicación del PP después de recibir información de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) sobre el máster en Derecho Autonómico que curso en 2008, el mismo de las presuntas irregularidades cursado por Cifuentes.

La noticia sorprendió en círculos del PP que se preguntaban si ya ha comenzado "la guerra sucia" para debilitar a los candidatos. La jueza Rodríguez-Medel fue asesora del exministro de Justicia, Rafael Catalá, sostienen. Y, en este sentido, destacan que no pasa inadvertido que Catalá es uno de los fieles a la secretaria general, María Dolores de Cospedal. Hasta la fecha, la exministra de Defensa mantiene en misterio sobre sus planes. Pero a quienes la ven alineada con Feijóo. 

Muy al estilo del presidente del Gobierno Pedro Sánchez antes de lograr el liderazgo del PSOE, Casado dijo que a partir de ahora se echa "a la carretera" para buscar apoyos.

Un diputado por Ávila, el primero en dar el paso

Casado se convirtió en el segundo dirigente conservador que dio un paso al frente. El sábado,José Ramón García-Hernández, secretario Ejecutivo de Relaciones Internacionales del Partido Popular, anunció, también en Twitter, que quiere liderar el partido.

Como Casado, García-Hernández es diputado por Ávila.

 

También el exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo dejó claro este lunes, como ya había sugerido, que tiene intención presentar los avales que la semana pasada aseguró estar recogiendo. Y a las 18.00 de la tarde, el exdirigente de Nuevas Generaciones de la Comunitat Valenciana, José Luis Bayo, acudió a Génova para presentar sus avales. "No traigo mochila de nada. Venimos con las manos limpias", dijo a su llegada a la sede nacional del PP. Una de las bases de su programa es la exigencia de primarias en todo el proceso de elección de los líderes del PP.

Con Feijóo habiendo despejado las dudas, las miradas se dirigen hacia la exvicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que está siendo animada por su círculo de confianza para que dé el paso.

Mientras, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, también guarda silencio. La idea más extendida en el partido es que no se iba a presentar si Feijóo plantaba cara a Santamaría. Pero que sí lo haría si la exvicepresidenta es la única candidata. La rivalidad entre ambas no es ningún secreto. Este martes desvelará sus planes ante la Junta Directiva del PP de Castilla-La Mancha, que se celebra en un hotel de Toledo.

Dar el primer paso es sencillo y está al alcance del grueso de los afiliados del PP. Sólo se requieren 100 avales.

Los pasos siguientes

El plazo de presentación de precandidaturas queda abierto desde este lunes a las 12:00 horas hasta las 14.00 horas del 20 de junio. La Comisión Organizadora proclamará a los precandidatos presentados el día 22 de junio, y convocará la campaña electoral interna desde las 10.00 horas del día siguiente, 23 de junio, hasta las 24 horas del 4 de julio. Esto, en el supuesto de que haya más de un candidato.

Los afiliados podrán inscribirse para participar en la elección del presidente del PP desde este mismo lunes hasta las 14.00 el 25 de junio y para participar como compromisario en el Congreso hasta el 29 de junio a la misma hora. Todas las asambleas se celebrarán el jueves 5 de julio, desde las 09:30 hasta las 20:30 horas. En estas asambleas se votará en dos urnas. En una, a los precandidatos; en otra, a los compromisarios.

"Si alguno de los precandidatos obtuviese más del 50% del total de los votos válidos emitidos por los afiliados, hubiese logrado una diferencia igual o superior a 15 puntos sobre el resto de precandidatos y hubiera sido el más votado en la mitad de las circunscripciones será proclamado ante el Congreso como candidato único a la presidencia del partido", figura en los estatutos. De lo contrario, van al congreso los dos precandidatos con más votos.

Feijóo se arruga y traslada la presión a Santamaría y Cospedal

Feijóo se arruga y traslada la presión a Santamaría y Cospedal

Más sobre este tema
stats