LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El PP hace bandera de la investigación parlamentaria por contratos del covid tras bloquearla donde gobierna

LA BATALLA POR LA FORMACIÓN

Empleo paraliza el pago de 35 millones de euros en subvenciones a la formación anuladas por la Audiencia Nacional

Empleo paraliza el pago de 35 millones de euros de las subvenciones a la formación anuladas por la Audiencia Nacional

El Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) ha paralizado el abono de casi 35 millones de euros en subvenciones para formar a trabajadores, el tercer pago de los 139 millones en que se presupuestó la convocatoria de ayudas de 2014. Así lo comunicó este martes la directora general del SEPE, Reyes Zataraín, a la patronal y los sindicatos en la reunión que mantuvo la comisión permanente de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo –la antigua Fundación Tripartita–. Zataraín presentó la congelación como resultado de la sentencia dictada por la Audiencia Nacional que anuló la convocatoria de ayudas de 2014 dando la razón a un recurso presentado por Confemetal y las patronales de hostelería y ayuda a la dependenciaConfemetal y las patronales de hostelería y ayuda a la dependencia. Los agentes sociales, por su parte, lo ven como “una forma de presión” para que retiren el recurso que han interpuesto también contra la convocatoria de 2016.

La cuantía bloqueada incluso puede superar los 35 millones de euros. Estas subvenciones a la formación de trabajadores ocupados se pagan en tres plazos: en el primero el SEPE anticipa el 50% de la ayuda concedida; en el segundo, abona el 25% a las empresas de formación que certifiquen que han impartido al menos el 50% del plan; y en el tercero, el 25% restante. Es decir, a los 35 millones de este último pago deben añadirse las cantidades adeudadas a aquellas empresas que no han cumplido la mitad del plan y, por tanto, no han recibido el segundo abono.

La Audiencia Nacional anuló la convocatoria de ayudas de 2014 porque el SEPE esquivó a la CEOE y a los sindicatos al aprobar las subvenciones sin someterlas previamente a la Comisión Estatal de Formación para el Empleo, donde se sientan los agentes sociales. Según la sentencia, el informe que debería haber elaborado la comisión era, “sin ninguna duda”, “preceptivo” y “vinculante”. Por tanto, la ausencia de ese trámite constituía un “vicio de procedimiento” que anulaba la resolución del SEPE. El tribunal le ordenaba que “subsanara el error”.

El Ministerio de Empleo asegura que está “trabajando en esa subsanación” y que el bloqueo de los pagos es el efecto natural de la anulación de la convocatoria y ésta, a su vez, la forzó el recurso de las tres patronales. “Se abonará el dinero cuando se subsane el error”, asegura un portavoz del departamento dirigido por Fátima Báñez, quien dice estar a la espera de que la Audiencia Nacional “explique cómo debe corregirse” el fallo. Además, asegura, las partes deben aceptar la solución que se encuentre. Un proceso que “llevará tiempo”, concluye.

Según las fuentes consultadas por infoLibre, el tercer pago de las subvenciones se ha paralizado a instancias de la Abogacía del Estado, que también está estudiando cómo subsanar el “vicio de procedimiento” de la convocatoria de 2014. Y lo hace con la vista puesta en la convocatoria de este año, que reparte 250 millones de euros y ha sido recurrida por la patronal, UGT y CCOO puesto que el SEPE tampoco sometió el programa de ayudas al informe considerado preceptivo por la Audiencia Nacional. 

La tensa batalla por la formación

La reunión de este martes ha sido descrita como “bronca” y “muy tensa” por las mismas fuentes. De hecho, algunas de ellas perciben tanto el bloqueo de los pagos como la demora en encontrar una solución al error de 2014 como una forma de presionar a los agentes sociales en la agria batalla que libran ellos y el Gobierno por los cursos de formación.

Patronal y sindicatos han desenterrado el hacha de guerra contra el Ministerio de Empleo a cuenta de los cambios que éste ha introducido en el sistema de formación para el empleo. Los primeros se quejan de que se les ha excluido del sistema y privado de su derecho de participación a través de la Fundación Estatal. El ministerio, por su parte, repite que sindicatos y patronal no pueden ser “juez y parte” en la concesión de subvenciones y que su exclusión es una decisión del Gobierno que no va a cambiar. Subsanar el error sí, pero devolver a los agentes sociales el control y gestión de las ayudas, no.

Menos concurrencia, menos calidad, según CEOE y CCOO

La convocatoria de subvenciones de 2014 aún se tramitó de acuerdo con el antiguo sistema, que incluía a sindicatos y patronal como beneficiarios de las ayudas. La de 2016, en cambio, es la primera en que se estrenan las reformas aplicadas por el Gobierno del PP. CCOO y la CEOE han lanzado duras críticas contra los primeros resultados tal y como se aprecian en las solicitudes presentadas. Así, ambas organizaciones coinciden en advertir de que, en contra del objetivo declarado por Empleo, el nuevo sistema no ha generado mayor concurrencia, sino menos: en 2014 se presentaron 1.101 entidades distintas, y en 2016, sólo 882, pese a que este año se reparten 111 millones de euros más. Además, destaca CCOO, la oferta está concentrada hasta “extremos peligrosos”. El 7% de las entidades solicitan el 45% del importe: 61 empresas piden 198,62 millones.

Además, aseguran, en 19 de los 95 sectores productivos identificados por la fundación no se ha presentado ninguna solicitud y en otros 25 la formación solicitada no va a consumir la financiación disponible. Es decir, los trabajadores de casi la mitad –el 46%– de los sectores no recibirán formación o no dispondrán de formación suficiente. Por el contrario, el 75% de los asalariados participarán en cursos de sólo cinco colectivos: administración, comercio, informática, servicios socioculturales y transporte, “cursos generalistas que requieren poca inversión en instalaciones y profesorado y que no responden a las necesidades del mercado de trabajo”, denuncia el sindicato.

La CEOE critica que el 83,34% de los alumnos harán cursos por internet, la formación más barata. Los cursos se han concentrado en esas cinco familias profesionales antes citadas, resalta la patronal, precisamente porque son las que mejor se adaptan a la teleformación.

CCOO desvela igualmente importantes desigualdades territoriales. Mientras en Ceuta, Pontevedra, Soria o Melilla el número de alumnos potenciales por instalación no supera el millar, en Girona, Huelva o Barcelona excede los 20.000. Finalmente, advierte de que la duración media de los cursos se ha rebajado de 99 horas a 52.

Empleo cede ante sindicatos y patronal y les devuelve parte del control sobre la formación

Empleo cede ante sindicatos y patronal y les devuelve parte del control sobre la formación

Impagos a los profesores

Finalmente, la congelación de los pagos supondrá un problema añadido para las empresas que imparten los cursos. Muchas de ellas pagan con retraso o directamente no pagan a sus formadores, según las denuncias que han hecho llegar a este periódico.

Por ejemplo, la patronal tecnológica Ametic reconoció a infoLibre que no paga a las empresas con las que subcontrató cursos con compromiso de contratación del Sistema de Garantía Juvenil. Bruselas –una parte de la formación es financiada por el Fondo Social Europeo– no transfiere fondos al Gobierno, así que el SEPE no libera el dinero a la Cámara de Comercio de Madrid, ésta no paga a la Fundación de Tecnologías de la Información (FTI) y la fundación de Ametic no cumple con sus proveedores. Los docentes, el último eslabón de la cadena, son en su mayoría autónomos y cobran a razón de 20 euros la hora.

Más sobre este tema
stats