RTVE

PSOE y Podemos sitúan febrero como fecha límite para el cambio en la dirección de RTVE

Miembros de los Consejos de Informativos de RTVE en la tribuna del Congreso este jueves.

Una vez logrado este jueves en el Congreso el consenso político para el cambio en la fórmula de elección de la dirección de RTVE, la inquietud entre sus trabajadores se sustancia en los plazos para una puesta en marcha que suponga el relevo en la cúpula de la televisión pública. "Ahora lo que hace falta es velocidad", señalan a infoLibre desde los Consejos de Informativos. Temen que los tres meses de plazo que otorga la ley para el concurso público que ha de seleccionar a los candidatos se alarguen e impidan la renovación hasta vísperas del próximo verano. "Eso no va a ocurrir", afirma el portavoz del PSOE, José Miguel Camacho. "Los tres meses previstos –explica– son un plazo máximo: en el caso de que no se produzca el acuerdo, propondremos al pleno del Congreso una lista de nombres consensuada con los grupos que hemos apoyado la ley, y aprobaremos un nuevo Consejo de Administración y un presidente en cuanto pasen las vacaciones parlamentarias de enero. En febrero se producirá el cambio con toda seguridad".

La aprobación de la nueva ley para RTVE ha sido recibida con aplausos en la redacción de TVE en Torrespaña. Una amplia mayoría de los que allí trabajan han expresado su satisfacción ante la noticia de que el consenso había superado las enmiendas introducidas en el Senado y que, tras su promulgación, se pondría en marcha el mecanismo para elegir una nueva dirección. No obstante, la alegría se enfrentaba al hecho de que el proceso se dilatara en el tiempo, tras cinco años largos de lucha contra la denunciada manipulación y censura al servicio del Gobierno. Para el órgano de representación del colectivo la clave está en que no se rompa el acuerdo entre los grupos políticos: "Ahora necesitamos que sigan caminando de la mano para que esta ley se concrete cuanto antes y con todas las garantías en una presidencia profesional, independiente y ambiciosa, que recupere de inmediato la credibilidad de sus informativos y devuelva a RTVE a las cotas que nunca debió perder". "La norma aprobada –se añadió– es sólo el primer paso de los muchos que hay que seguir dando para dotar a RTVE de un plan completo que le dé estabilidad y evitar, así, que esté sometida a los vaivenes políticos. Por eso, recomendamos a los partidos que aprovechen la inercia de esta ley para trabajar en esa dirección".

 

Ante esa inquietud, el PSOE, ponente de la ley aprobada, acota los plazos. "No vamos a permitir que lo aprobado este jueves sufra ninguna tardanza –señala Camacho–; en la propia ley está previsto que si en el plazo máximo de tres meses para el concurso público no se llegara a un acuerdo, los grupos políticos elevaríamos al pleno del Congreso una lista de nombres consensuada para que fuera refrendada por dos tercios de la Cámara en primera votación, o por mayoría absoluta avalada por cuatro grupos en segunda. Contando con que enero es inhábil en el Parlamento, en febrero estaría aprobada la renovación".

El pronóstico es compartido por Podemos, según asegura su portavoz en la Comisión Mixta de RTVE, Noelia Vera: "En cuanto se promulgue el texto legal, se formará una mesa con representantes políticos y expertos de la sociedad civil que pondrá en marcha el proceso. Los tres meses para la realización del concurso público son un plazo límite; si se agota, iremos al pleno con una lista consensuada para eliminar de RTVE a la actual dirección". Tanto PSOE como Podemos aspiran a que ese plazo se pudiera incluso acortar, pero ambos insisten en que la elección se haga con todas las garantías.

La urgencia del cambio resaltaba también en los mensajes que muchos ciudadanos insertaban en redes sociales para aplaudir la decisión parlamentaria e interesarse por los plazos en que se ejecutará. La portavoz de los Consejos de Informativos Alejandra Martínez lo compartía: "Ahora lo que hace falta es velocidad. RTVE está en una situación de emergencia, con la credibilidad por los suelos, y si no se actúa ya, la remontada será casi imposible. Por eso seguiremos encima de los partidos políticos, para que se afanen en la búsqueda de la persona adecuada. Todos distinguimos entre lo decente y lo indecente, así que hay que buscar decencia cuanto antes".

La crisis catalana ahoga la colaboración parlamentaria entre PSOE y Podemos para propulsar una agenda social

La crisis catalana ahoga la colaboración parlamentaria entre PSOE y Podemos para propulsar una agenda social

Más sobre este tema
stats