x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

Periodistas, correveidiles y zotes

Publicada el 04/04/2019 a las 06:00 Actualizada el 03/04/2019 a las 17:56
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios



“Soplan malos vientos para la libertad de prensa en el mundo, porque soplan malos vientos para la libertad”, escribe Alfonso Armada, director de FronteraD, una joya digital que cumplirá 10 años en noviembre. El texto se titula Enemigos del pueblo. Armada también es presidente de Reporteros Sin Fronteras (RSF) en España, poeta, autor teatral, viajero y sabio. En su artículo recuerda que la revista estadounidense Time eligió Persona del Año a “los guardianes de la libertad de expresión”. Ser periodista no está tan mal visto en otros lares. Antes habría que definir el oficio, para saber quiénes están dentro y quiénes fuera.

No son solo los Donald Trump quienes señalan a medios y periodistas ante sus seguidores, están los pistoleros que aprietan el gatillo. Según el informe anual de RSF, en 2018 perdieron la vida 63 periodistas —un 15% más que en 2017—, 348 se encuentran encarcelados y otros 60 secuestrados. En diez años han sido asesinados 702 informadores. Si tenemos en cuenta a los colaboradores, chóferes y fixers la cifra de asesinados el año pasado se eleva a 80. Es un trabajo peligroso, sobre todo cuando se ejerce bien, con dignidad y valentía. El 45% de los periodistas muertos de manera violenta en 2018 no trabajaban en un país en guerra.



¿Qué es periodismo? Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española se trata de una “actividad profesional que consiste en la obtención, tratamiento, interpretación y difusiones de informaciones a través de cualquier medio escrito, oral, visual o gráfico”. Le faltaría una palabra clave: veraces. “Difusiones de informaciones veraces”.

George Orwell acota un poco más: “Noticia es aquello que se quiere ocultar, lo demás son relaciones públicas”. Nosotros publicamos lo que cualquier poder, sea político, económico o religioso, trata de ocultar. El negocio es la credibilidad. En tiempos de crisis y mudanza tecnológica, del corta y pega, el trending topic y los videos virales –como si la viralidad fuese un sinónimo de calidad--, se emiten y publican muchas relaciones públicas disfrazadas de información.

Tampoco está mal la definición de Chesterton: “Periodismo consiste en decir lord Jones ha muerto a personas que no sabían que lord Jones estaba vivo”.



Hay principios sacrosantos que han saltado por los aires: no es lo mismo una noticia que una opinión, que deberían ir diferenciadas para que el lector, oyente o televidente lo sepa. Hay un tercer elemento: la publicidad, que fluye mezclada con las noticias y las opiniones.

Perdimos los límites éticos debido a la crisis y con ellos una gran parte de la confianza de la ciudadanía. Un ejemplo: ¿puede una farmacéutica invitar a periodistas a cuerpo de rey para presentar un medicamento? ¿Pueden esos invitados escribir con ecuanimidad sobre él? ¿Deberían decirlo en sus crónicas?



Internet no es un medio de comunicación, se trata de un vehículo de transmisión. Por él fluye todo, lo bueno y lo falso, mezclado, sin alertas que nos ayuden a detectar los bulos. Perdida la confianza en los periodistas, muchos ciudadanos creen informarse desde un click en un océano de tiburones. Los grupos y partidos xenófobos sacan partido de esta desorientación general para colocar mensajes y mentiras que entran en el circuito de los debates sin un control de veracidad. Ese control era lo esencial de nuestro oficio: diferenciar el trigo de la paja.

No es lo mismo ejercer de periodista en México —el país sin guerra declarada con más informadores asesinados en 2018 (nueve)—, que serlo en un plató de televisión. No lo digo por los profesionales que los habitan a diario con enorme profesionalidad ni por los tertulianos honestos, que los hay. Me refiero a aquellos que saltan sin rubor de un escenario partidista, en el que leen comunicados repletos de mentiras —¿no debíamos denunciarlas?—y regresar a los platós como si nada hubiese pasado.



Me refiero a los insultadores profesionales que utilizan sus plataformas para lanzar mierda al enemigo. O para transmitir informaciones falsas procedentes de bandas político-policiales corruptas. Solo hay dos opciones: no hicieron el trabajo de comprobación o actuaron de correa de transmisión de una mafia a sabiendas que esparcían basura. Lo primero se podría resolver con una excusa pública (todos cometemos errores; incluso el The New York Times antes de la invasión de Irak en 2003), pero lo segundo es un delito que puede conllevar penas de cárcel. Habrá que esperar a las conclusiones del juez Manuel García Castellón. Lo que parece evidente debe probarse ante un tribunal.

La misión de los tertulianos es ayudar a comprender los contextos complejos en los que se mueve la realidad. Pueden tener ideología, claro, pero siempre y cuando no sirva de alucinógeno. No estamos aquí para defender a los que nos caen mejor o menos mal. Nuestros jefes son los ciudadanos. Nuestro compromiso son los hechos probados, decir lo que sabemos y lo que no sabemos.

Lo grave son aquellos periodistas, sean tertulianos o no, que debajo de la camiseta de periodista llevan otra de un partido o de una empresa. En el siglo XIX era común la mezcla de periodismo y política. Eran tiempos de gran agitación en un país que había preferido las Cadenas a la Razón. Siempre existieron los fondos de reptiles con los que gobiernos y empresas mantenían en nómina a sus peones para que informaran a favor, o para que desinformaran. No es algo lejano que pertenece al XIX y a principios del XX. Ha existido en democracia.

Nuestro trabajo no es inventarnos noticias contra nadie para desprestigiarlo. Ni siquiera contra Vox. Nuestro trabajo es cuestionar cualquier discurso, buscarle los motivos y comprobar su veracidad. Debemos conocer el comportamiento de los votantes de extrema derecha, sus motivos, sus puntos débiles y sus puntos fuertes.



En los mismos programas a los que acuden mezclados periodistas de verdad y de mentira se da alas a los portavoces de Vox para que cuelen trolas sin control. Les estamos haciendo la campaña, repetimos hasta la saciedad cualquier salida de tono, como la boutade de armar a “los buenos ciudadanos”. No solo son el torpe de Pablo Casado y el veleta de Albert Rivera, somos nosotros, los periodistas. ¿Alguien cree que este camino nos ayudará a recuperar la credibilidad? Pluralidad no es dejar que todos digan sus mentiras de forma más o menos ordenada. Como decía un meme genial: “Si uno dice que llueve y otro que no, el trabajo del periodista es abrir la ventana y sacar la mano”.



Es más fácil perseguir a actores, comediantes y raperos que a ministros del Interior que montan policías políticas para fabricar pruebas contra los rivales políticos. Al parecer era una policía de doble uso: valía contra Podemos y los independentistas y servía para destruir pruebas de la corrupción del PP.

Aquí, afortunadamente, ya no se matan periodistas –ETA sí mató–, pero tenemos un problema con los fundamentos éticos del oficio. Deberíamos ser los más interesados en desenmascarar a los impostores. Si no hay un escándalo mayúsculo con la brigada corrupta del ministro que colocaba medallas a las estatuas es porque nadie está completamente seguro de la inmaculabilidad de su currículo. Yo tampoco.

Más contenidos sobre este tema
Relacionados




Hazte socio de infolibre

39 Comentarios
  • SUA SUA 06/04/19 16:28

    Formidable su artículo. Hay veces que para dar mi Ok al artículo, considero suficiente el marcar el "me gusta" a algún comentarista con el que coincido plenamente.
    Hoy quiero exponer que a partir del pasado ¿sábado? en el que Pablo Iglesias denunció públicamente que los algunos periodistas están sometidos a sus medios, percibo que algunos de estos han bajado el pistón.
    No digo nombres porque soy incapaz de retenerlos pero puedo indicar que los periodistas de los desayunos de TVE son parte de ellos. ¿Durará este rebaje?
    Creo que todos debemos contribuir a ello desde nuestra propia parcela.
    Quizá fue en esos desayunos donde en una entrevista a Iglesias, la periodista Natibel preguntó ¿realmente cree como ud mismo dijo que las cloacas del Estado siguen a pleno rendimiento con el actual Gobierno?. El propio Iglesias le corrigió por poner en su boca palabras que el no había dicho y acto seguido ella reconoció que había malinterpretado algún comentario. Entonces le relató lo dicho por el y le explicó en que lo fundamentaba.
    Me alegré de la corrección y de la forma en que se lo hizo, no la humilló pero creo que en adelante
    será más comedida
    Respecto a la presencia de periodistas como el Sr Maraña en tertulias de la Sexta, lo he dicho en varias ocasiones, lo siento por él, tiene que aguantar a sus opositores que carecen de argumentos, pero la labor que hace es doble: la de formar e informar; su trabajo lo considero como levadura en la masa, pasado un tiempo fermenta. Que no decaiga su ánimo.
    Con relación a Montesinos también quiero decir que aun siendo de ideología de derechas, era respetuoso en las tertulias y me merece un reconocimiento. Que no lo maleen en su nuevo destino

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • jhgb jhgb 06/04/19 10:07

    Y los medios y periodistas que contratan a esos seudo periodistas que les dan audiencia y pretenden pasar por plurales y no por complices que? Cual es su responsabilidad?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • kneter kneter 05/04/19 23:21

    Una vez más, enhorabuena Ramón por tú artículo y aprovecho para felicitar a Argaru  por su comentario 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Coronel Dax Coronel Dax 05/04/19 11:31

    Dice usted que se debe diferenciar la opinión y la información. Sin embargo, existe desde siempre un género periodístico que es la crónica, donde, por definición conviven ambas y que nunca se ha considerado deshonesta. A mi modo de ver lo que no se debe es confundir al lector de forma consciente.

    Miren una noticia de hoy que es todo un ejemplo de manipulación:

    https://www.elconfidencial.com/espana/2019-04-04/juzgado-violencia-genero-detenido-sustancia-letal-mujer-terminal-eutanasia_1924966/

    Es evidente que el titular es una burda mentira.

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 05/04/19 09:58

    "Las ordenes y las costumbres tienen un cosa en comùn : Parece que vienen dde fuera, que e te impponen sin pedirte permiso; En cambio los caprichos te salen de dentro: "No necesitas religiòn pra teneer moral" -'si no ditingues enetre el bien y el mal'- lo que te falta es "Empatia" y no Religiòn - anònimo- // "La muerte es parte ded la vida , Asi como la sombra es parte de la luz- ; El miedo arruina el placer de vivir - "Acepta la vida en todos sus aspectos -"- Lo que no pouedes hacer, puedes comenzar a hacerlo" - "Lo que no puede ser - puede comenaar a serlo-"- Cuanatao mas inteeligente es una persona, mas perobabilidades tiene de crfizarse con la tristeza"- : "no me conoces" -me imaginas- , solo ves en mi lo que eres tù-". -"piensas una cosa, deseas otra, amas otra, haces otra-". "-No te enojes, a veces el otero; no entiende -lo explicaste milveces, pero no lo vè: -no es tonto:, 'no es malo' "-no es indiferente'-....-es otro- "El Tesoro se ecrea a medida que cavamos en su busqueda", si caes y tropiezas tal vez tu manos puedan encontrar un diamante escarbando en la tierra' - "No es lo que fuè; No es slo que serà; No es lo que deseas...¡Es lo que ahora es!... Un Cordial Saludo ..... El DIablo Cojuelo. PD: Envido a editar a las 9, 55h. a/m.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • Coronel Dax Coronel Dax 05/04/19 09:04

    Me sumo a las felicitaciones al Sr Lobo por el artículo, pero no puedo dejar de señalar una discrepancia. No comparto sus alabanzas al Sr Armada, aunque pueda compartir que sea una persona culta, pues es el director del suplemento cultural del diario ABC.

    Este señor, aparte de su digital que menciona el Sr Lobo y de la dirección del cultural del ABC, es adjunto a la dirección del diario ABC, que no parece un ejemplo precisamente de prensa “seria” y no manipuladora. Y la fundación que dirige, la sección española de Reporteros Sin Fronteras, ya lo he dicho alguna vez, tampoco es una asociación neutra políticamente. Pueden leer en la entrada de la Wikipedia las controversias que hay en torno a ella.

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • frida56 frida56 05/04/19 02:35

    Muy buen artículo,Sr Lobo!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • micanuto micanuto 04/04/19 22:13

    No se si interpretó bien el titular: Periodistas ( personas honestas que tienen esa profesión), desgraciadamente pocos. Correveidiles ( los deshonestos que pululan por los medios), desgraciadamente muchos. Zotes ( véase el rae) desgraciadamente muchos, por ejemplo, los que hacen que no gobierne la izquierda y que los programas basura de tv sean los mas vistos, entre otras cosas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Argaru Argaru 04/04/19 19:51

    En mi vida laboral como profesional de un medio de comunicación, he conocido redactores de todos los pelajes:  buenos, malos, mediocres y amanuenses al servicio del poder en ese momento. Este último colectivo se podría dividir en dos: “creyentes” y “mercenarios” ambos, aunque por distinto motivo, igualmente deplorables. No obstante, la principal la cualidad que debe tener un periodista y, por extensión, el resto de profesiones, es la HONRADEZ. La credibilidad de su trabajo depende, única y exclusivamente, en su HONRADEZ. Estoy suscrito a este periódico, porque sé que me van contar la verdad con rigor y profesionalidad, me guste o no me guste lo que ME CUENTEN. Y quiero resaltar esto último, porque es FUNDAMENTAL para la credibilidad de un medio. Informar sin SENTIDO CRÍTICO es lo mismo que hacerse trampas al solitario. Por esta razón, me gustan las tertulias políticas en las que participan profesionales como José Antonio Zarzalejos, por poner un ejemplo, de ideas alejadas a las mías pero que son defendidas con honestidad y enriquecen muchísimo el debate con un punto de vista diferente al nuestro. De hecho, prefiero tertulias con periodistas de la categoría del ex-director de ABC a tertulias en las que participen personas de mi cuerda. Lo que realmente no soporto son esos tertulianos TÓXICOS, que todos conocemos, y que tanto “cuartelillo” les conceden en las radios y en los platós de televisiones. Incluida La sexta.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Roqueiro Roqueiro 04/04/19 19:09

    Zotes y/o correveidiles hay muchos y estan más que vistos rodando por tertulias de cadenas que han sucumbido al modo sálvame, pero se pueden comparar acaso a esa gran pope, figura tan cojonuda: presentador entretenimiento versus periodista intelectua, que cada mañana escucho como por enfermedad o por saber cómo se van a repartir las hostias del día, marcando cada hora con el sermón cura-cacique (dejamelos a mí que les voy a decir de todo menos bonitos, esa purria miserable), maldiciendo el infierno que nos espera por no comulgar con la foto de Colon.. A las 6 a las 7 a las 8 … vamos oyendo como repite a brochazos de fino analista el mensaje del dia, Dios mediante. Quién le pondra el cascabel a un colega tan principal?.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.