x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Desde la casa roja

Semana blanca en la costa de Lesbos

Publicada el 04/03/2020 a las 06:00 Actualizada el 04/03/2020 a las 09:59

Un niño murió el lunes frente a la costa de Lesbos. Probablemente, esta frase se difuminó ayer en tu timeline, esa patética organización de nuestros mundos, entre la rueda de prensa de cualquier ex político de esta orilla del planeta y la última bronca identitaria. No ha abierto los periódicos. Odio las comparaciones aunque las hago, símiles para distraídos. Pero no sé dónde van a parar todos esos ingeniosos tuits que estamos creando, todas esas ideas solidarias en búsqueda de la viralidad, caracteres que nos adornan y que dicen cosas como “el verdadero virus es el odio”, “lo contagioso es el fascismo”. Todo eso que se queda en el abstracto espacio de nuestros smartphones, donde no pegan ni las olas ni el frío. Donde tenemos chats con nuestras familias porque nuestras familias no están en busca de asilo. Tú y yo, ahora mismo, aquí, leyéndonos, a salvo, opinando, vendiéndonos y comprándonos disfraces de primerísimo orden, de primerísimo mundo. Pero algo tendremos que decir. No es de este siglo quedarse callados. De quién será la culpa de esta inconsistencia. Con cuánta gente hablaste ayer del último contagio del virus, de las luchas internas de las ideologías. Con quién has hablado hoy de los refugiados.

Dónde están.

Un niño murió el lunes en un naufragio frente a las costas de Lesbos. Y no encuentro la edad del niño en internet. Es lunes de Semana Blanca y mi hijo no tiene colegio y estamos jugando en su habitación por la tarde y entra el sol y hay esa luz tan cálida sobre la madera y yo me enfado con él porque tira todos los juguetes afuera de las cajas y, en realidad, me molesto porque busco unos minutos de pausa en medio del juego infinito para mirar mi teléfono y leo eso. Odio las comparaciones, pero un niño ha muerto en la costa de Lesbos y yo necesito con urgencia saber si tiene la edad de mi niño y puedo explicarme perfectamente para qué. Leo que el accidente ocurre temprano, que una embarcación forzó el vuelco de un bote de refugiados en la linde con Grecia y que un niño se ahogaba en las costas de Lesbos mientras nosotros desayunábamos pan con aceite en nuestra casa.

Un bote lleno de niños y madres y padres: decenas de miles de personas llegando a las costas de Europa. Te suenan de lejos estos nombres: Lesbos, Tarajal, Bodrum, Kastaniés, Moria. Es el fracaso de todo un continente adentro de la mano. Y no sé cómo debo sentirme ni si debo expresarlo. Ni por qué utilizar cualquier fórmula para decirlo. Hay demasiado ruido todo el tiempo. Ya están trantando de explicarnos muy bien las razones de los que eligen el odio y les ponemos rostro y, a veces, nos reímos con ellos, nos caen hasta simpáticos. Nos enseñan a ser comprensivos y humanizar a las personas que están detrás de la derecha extrema que es la misma derecha extrema que deshumaniza la mirada de las personas que llegan huyendo de la violencia. Y aunque no sea día para metáforas lo cierto es que Europa también está naufragando. Grecia ha suspendido el derecho de asilo. No sé cómo escribirlo, no tengo recursos para mirar imágenes de niños y niñas gaseados. De esas madres que limpian las caras de esos hijos. Cómo sostener la mirada de esas mujeres a las que, desde un muelle, les gritan unos hombres que se parecen mucho a otros hombres que conocemos bien a estas alturas: dejad de pasar, zorras, putas, fornicáis como conejas y por eso venís. Y se lo gritan delante de sus niños.

Esta es la semana del 8 de marzo, acordémonos también de las mujeres del bote que vienen heladas de Siria. Las que en Siria llevan nueve años de contienda. Decirlo una y mil veces: un niño se ha muerto ahogado en el agua fría de la costa de Lesbos. Han insultado a unas mujeres que llegaban en una patera. Hay barricadas de grupos extremistas por las carreteras de las islas del Egeo. Los campos de refugiados son espacios donde viven hacinadas miles de personas. Cómo vamos a poder rehumanizar esto con sujeto, verbo y predicado a través de una pantalla. Quién va a abrazarnos cuando tengamos verdadero frío.

Más contenidos sobre este tema




7 Comentarios
  • "Maga" "Maga" 06/03/20 13:43

    Gracias Aroa.
    Cómo Europa mire cínicamente hacia otros lugares, me temo que llegado el momento, y debido a nuestra comunidad , falta de compromiso social y solidaridad humana, cuando sintamos verdaderamente frío como bien dices, será demasiado tarde y lo mas probable sea reencontrarse con el abrazo amargo e infinito del silencio.
    Saludos cordiales y un fuerte abrazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Valldigna Valldigna 04/03/20 18:04

    Valldigna.Gracias por tus reflexiones.La desgracia es que cada vez nos ponemos de perfil ante este drama.Habría recordar que hemos sido un pueblo de emigrante.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • tarrul tarrul 04/03/20 16:54

    Gracias por tan genial articulo, desgraciadamente el ser humano somos en animal mas canalla que habita en la tierra. Penosa europa

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • jagoba jagoba 04/03/20 10:29

    Egunon Aroa
    Siempre un placer leerte.
    Por muy duro que sea el contenido.
    Mejor información, mayor concienciación y mayor enfado.
    Gracias por tus análisis.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • Aroa Moreno Durán Aroa Moreno Durán 04/03/20 11:02

      Gracias por leer.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Larry2 Larry2 04/03/20 09:46

    Somos todos culpables de todo esto. Miramos a otro lado. Europa es un continente incapaz, incapaz de gestionar esto, esto es un tema de negociación mundial, Rusia, Turquia, Siria, .Los griegos no tienen culpa , son los mas cercanos a ellos,. Esto si que es arma de destrucción masiva, de vez en cuando se nos mueve el corazón, pero tenemos que pensar que todos los días esta gente sale a buscarse un futuro mejor sin saber lo que le espera. Debiera haber una cumbre mundial para solucionar esto, pero...no hay narices, ni ganas, ni beneficiio económico, si hubiera intereses de país. Estamos siendo complices de esta masacre diaria, agur.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • TestaRuda TestaRuda 04/03/20 09:17

    ¿Qué hacemos? Tenemos que hacer algo. Europa somos también nosotros, los que queremos que se abran las fronteras a los refugiados. Pero estamos paralizados. Horror e impotencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

Lo más...
 
Opinión