Sólo un 21% de las empresas se afilian a la patronal

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

Lo habrán leído muchas veces: "Los empresarios piden". "Los empresarios reclaman". "Los empresarios se oponen". "Los empresarios rechazan". Se usa ese "los empresarios", con artículo determinado, cuando habla la patronal CEOE. Pero, ¿seguro que son "los empresarios"? ¿Todos los empresarios? Ni mucho menos. ¿La mayoría? No. ¿La mitad? Tampoco.

¿Una cuarta parte? Ni siquiera eso. Hace menos de diez años sí, pero ya no.

El porcentaje de empresas asociadas a organizaciones empresariales en España se situó en 2020 en el 21%, lo que supone una caída de 2,1 puntos con respecto a 2019 (23,1%) y de 7,5 desde 2013 (28,5%), cuando comienza la serie de la Encuesta Anual Laboral del Ministerio de Trabajo, que ahora ha actualizado los datos con los referidos al primer año de la pandemia.

Esta encuesta oficial recoge datos de compañías afiliadas a organizaciones empresariales, sin especificar si se trata de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), si bien son atribuibles en su "inmensa mayoría" a dicha patronal, una "organización cúpula" de carácter "hegemónico", explica el doctor en Economía y profesor de la Universidad de Sevilla Marcial Sánchez Mosquera, autor de una investigación académica sobre la organización que preside Antonio Garamendi.

Esa hegemonía ha sido, señala Sánchez Mosquera, "uno de los principales éxitos de la CEOE", que –a diferencia de CCOO y UGT en el espectro sindical– no tiene competencia significativa. De hecho, Conpymes nació en 2021. "No hay en el ámbito empresarial un actor del tamaño de CSIF en sindical", ilustra el economista. La propia CEOE, que no aclara a preguntas de infoLibre los datos exactos sobre su afiliación, presume de aunar 4.500 asociaciones de base, integradas en 225 federaciones y confederaciones, lo que la convierte en "la única organización empresarial europea que agrupa a todos los sectores productivos y a todos los territorios de un país".

Lejos del 75%

El 21% de empresas asociadas queda lejos de la cifra dada típicamente como cierta, el 75%. Dicho porcentaje es una estimación reproducida en estudios nacionales e internacionales, entre los que destacan los de Franz Traxler. El 75% también aparece, citando como fuente a la CEOE, en el artículo Tensiones organizativas y competición de intereses en el mapa español de organizaciones empresariales, de Rosa Nonell e Iván Medina.

Sánchez Mosquera señala que los datos reales desarticulan la extendida idea de que, frente a una tasa de afiliación sindical por debajo del 15%, la CEOE había logrado aunar al 75% del empresariado desde los 80, lo cual le daba una mucha mayor representatividad. No es así.

Tamaño, actividad económica y comunidad

Diversas variables inciden en que exista una afiliación más o menos numerosa de las empresas a la patronal. Cabe destacar tres: tamaño, actividad y lugar.

Los números muestran que el asociacionismo patronal es sobre todo cosa de peces grandes, es decir, de las compañías grandes de sectores de alto valor añadido, mejor coordinados, más sindicalizados y con mayor fuerza política.

Este gráfico muestra que el porcentaje de afiliación es mayor cuanto mayor tamaño tienen las empresas.

El artículo Algo más que dependencia de la trayectoria: CEOE y el diálogo social ante la crisis del sistema español de relaciones laborales, obra de Sánchez Mosquera y publicado por la revista Economic and Industrial Democracy, ya había concluido que las empresas de 10 a 49 trabajadores son las más infrarrepresentadas en la patronal en relación a su peso real, mientras en el otro extremo están las de más de 249, que son las mejor representadas.

En cuanto a actividades, el transporte es el sector en el que mayor asociación a organizaciones empresariales hay, seguido de la industria, el comercio y la construcción.

Transporte, industria y comercio son los tres sectores sobrerrepresentados en la patronal, según el estudio de Sánchez Mosquera. El resto de sectores están infrarrepresentados, entre ellos hostelería, construcción, finanzas, seguros...

Por último, este es el porcentaje de afiliación patronal según la comunidad autónoma de la empresa.

El peso de la reforma de 2012

¿Qué le indican a Sánchez Mosquera los nuevos datos de la Encuesta Anual Laboral? El economista se mueve con prudencia, al ser un terreno hipotético. No obstante, señala como probable que la reforma laboral de 2012 tenga parte de la responsabilidad en la fuerte caída tras su entrada en vigor. "Fue muy nociva, no sólo para los sindicatos, sino también para la patronal y en conjunto para la mediación", señala.

La "leve recuperación" posterior, añade, puede tener relación con la insistencia de sindicatos y patronal en mantener el diálogo social a pesar de la reforma laboral, reivindicando sus papeles como mediadores y defendiendo la visión "tradicional" de las relaciones laborales frente a su desregulación.

Las pequeñas, peor representadas

En cuanto a la caída de la afiliación en 2020, producida a pesar del fuerte protagonismo de la CEOE en asuntos de gran impacto como los ERTE, Sánchez Mosquera cita como posibles causas la pandemia y el "desánimo" en parte de la pequeña y mediana empresa. ¿Por qué ese desánimo? Porque en general la pequeña y mediana empresa es la que con más dificultad se adapta las subidas del salario mínimo interprofesional, que la CEOE ha pactado en varias ocasiones con los sindicatos. El estudio de Sánchez Mosquera ya señalaba que la propia composición interna de la patronal explicaba su receptividad a estas subidas, ya que las empresas mejor representadas, las más grandes y competitivas, son las que tienen menos problemas para encajar las alzas.

La Encuesta Anual Laboral muestra que las empresas de menor tamaño no sólo son las que menos se asocian, sino que, una vez asociadas, son las más descontentas. El 23,9% de las empresas asociadas de 5 a 9 trabajadores dicen que su organización patronal las representa "poco o nada", porcentaje que se va al 27,3% en las sociedades entre 10 y 49 trabajadores. En cambio, se queda en el 19,9% en las empresas de 50 a 249 trabajadores, en el 20% entre 250 y 499 y sólo en el 10% en las de 500 o más.

Los "bastante" o "muy satisfechos" son el 90,1% en las empresas de medio millar o más de trabajadores, porcentaje mayor que en todos los demás grupos: 80% en empresas de 250 a 499; 80,1% de 50 a 249; 72,7% de 10 a 49; y 76,1% de 5 a 9.

Más de 40 años de datos económicos prueban que la desigualdad se dispara sin sindicatos fuertes

Más de 40 años de datos económicos prueban que la desigualdad se dispara sin sindicatos fuertes

Más sobre este tema
stats