LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La firma para la que medió el novio de Ayuso logró el mayor importe en contratos de emergencia de la Xunta

infoLibre

El 'caso Villarejo', una trama mediática contra Podemos

“La operación no era jurídica: era mediática y política [...] De lo que se trataba es de que durante muchísimos meses hubiera tertulias de televisión, de radio, portadas de periódicos, generando un nuevo escándalo en torno a Unidas Podemos, que es un modus operandi que hemos conocido en los últimos siete años. El daño ya está hecho. ¿Quién lo repara? ¿Quién repara lo que han significado años diciendo que a Podemos le financia Irán o Venezuela, que hemos cometido delitos terribles?

La gente piensa que Villarejo es un operador policial ilegítimo y Villarejo es fundamentalmente un operador mediático. Ha trabajado para empresas del Ibex 35 y fundamentalmente con medios de comunicación. Su trabajo es básicamente destruir a los adversarios y le contrataban para eso. La imagen que representa lo que es Villarejo no es el presunto apuñalamiento sino Villarejo tomando café con Mauricio Casals o con Ferreras, con Eduardo Inda o Esteban Urreiztieta. Eso significa Villarejo, porque el daño mediático es irreparable, independientemente de que los jueces digan que aquí no hay nada. Pero, ¿quién da la vuelta a todos esos marcos que han quedado instalados en las cabezas de mucha gente? 

Hay gente en España que piensa que a nosotros nos han financiado dictaduras terribles o que cuando escucha el nombre Dina no piensa en una víctima de las cloacas o de espionaje. Incluso periodistas de izquierdas dicen: "Dina, involucrada en un turbio caso...". Ese es el éxito de Villarejo y de las cloacas mediáticas y policiales en nuestro país. Que eso siga siendo un modus operandi que trabaja a pleno rendimiento es uno de los grandes problemas y déficits de nuestra democracia".

La propiedad de los medios

"Buena parte de los poderes mediáticos son expresiones de poder. Si en la estructura de propiedad de un medio están los bancos, están empresas del Ibex 35 o fondos como BlackRock, de contrapoder, nada: son los brazos mediáticos del poder. Ojalá buena parte de los medios de comunicación fueran contrapoderes, pero por desgracia en España no lo son. Yo sé que decir esto ofende a muchos, pero es que es la puñetera verdad. En España hay una estructura de concentración del poder mediático enorme en manos de empresas privadas con intereses privados. Alguien puede decir: “No, pero estos grandes conglomerados económicos jamás cuestionarían que los profesionales digan lo que les dé la gana, aunque afecte a sus intereses”. Ese planteamiento es muy naif y no se lo cree nadie".

La regulación de los medios de comunicación

"Sería muy importante creernos el liberalismo, porque aquí hay muchos que dicen que son liberales hasta que eso afecta a su propiedad. Va contra los principios liberales que haya una concentración de propiedad tan grande. Lo lógico sería que hubiera medios de comunicación públicos, privados y también comunitarios. Porque si la información es un derecho, no puede ser solamente un privilegio de los millonarios. Que solamente los millonarios puedan tener televisiones, radios o periódicos. Lo lógico es que algo tan importante para la democracia no pueda ser solamente un privilegio de los ricos.

Habría que establecer límites a que un banco se pueda comprar un medio de comunicación porque, si no, ¿ese medio de comunicación puede hablar contra el banco? Lo mismo con una patronal inmobiliaria. Habría que establecer límites, como siempre se ha hecho en la historia del capitalismo, a estructuras de monopolios y oligopolios, a que grandísimos poderes económicos puedan tener brazos mediáticos que se pueden comprar".

La independencia de los periodistas

"Es muy difícil que un profesional de los medios de comunicación se atreva a decir determinadas cosas si de ello depende su sueldo, su hipoteca o la vida de su familia. Es muy complicado porque pueden echarle y que no vuelva a encontrar trabajo... ¿Qué os voy a contar lo que implica decir determinadas cosas y dejar de estar en una tertulia? ¿Verdad, Nacho [por Ignacio Escolar, director de elDiario.es]? Proteger la libertad de los profesionales de la información es una cuestión de pura salud democrática. ¿Por quién está amenazada esa libertad? ¿Por cargos públicos de los partidos o por grandes propietarios, por empresas del Ibex 35 o por bancos o por fondos de inversión? Yo creo que la respuesta es evidente".

¿Cuál es la relación de Podemos con La Última Hora?

"¿Cuál es la relación del PSOE con elplural.com, cuya directora fue directora general en un gobierno socialista? ¿Cuál es la relación del Partido Nacionalista Vasco con el Deia? El actual presidente del PNV, Andoni Ortuzar, fue jefe de política del Deia y director de la radio pública vasca. ¿Cuál es la relación del Partido Popular con La Razón? Francisco Marhuenda fue diputado del Partido Popular. Permítame que le responda con una pregunta. ¿Ha preguntado usted alguna vez a un dirigente del Partido Popular cuál es su relación con La Razón, a un dirigente del PSOE cuál es su relación con elplural.com y a un dirigente del PNV cuál es su relación con el Deia?"

La apariencia de neutralidad

"Se tiene que caer de una vez ya la hipocresía. Los medios de comunicación tienen líneas editoriales e ideologías y se ha caído la apariencia de neutralidad del pasado. Ayer [por el jueves] hubo cierta polémica con unas cuñas de la Cadena SER que eran abiertamente hostiles hacia mi formación política. No me parece mal que alguien sea clarísimo con su línea editorial y diga: "Nosotros somos una radio de la empresa Prisa, estamos en contra de Unidas Podemos y lo dejamos bien claro".

Pero entonces que nadie sea hipócrita, porque es que si no, da la impresión de que en este país el PP puede tener en el grupo Atresmedia a un exdiputado suyo como director de periódico y que vaya a todas las tertulias y que eso sea completamente normal, que una directora general de Zapatero dirija un digital y vaya a todas las tertulias, que el presidente del PNV haya sido jefe de la radio pública vasca y jefe de política de un importante periódico vasco... Pero si José Manuel Martín Medem va a una tertulia, se encuentra con que medios de derechas como El Mundo le señalan, le amenazan y dicen: "Pero, ¿cómo puede ser que estén llevando a este tipo a una tertulia de la televisión?". Alguien que ha recibido un Premio Nacional de Periodismo, que ha sido corresponsal de Televisión Española en muchísimos países, pero que su pecado es ser comunista, militante del PC, dirigir Mundo Obrero y escribir artículos en La Última Hora.

Ya está bien de hipocresía y ya está bien de que los medios de comunicación de derechas señalen y amenacen a periodistas por ser de izquierdas. ¡Ya está bien!"

Lea aquí la entrevista completa.

Más sobre este tema
stats