LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
¿Qué fue del apocalipsis europeo? La UE aguanta unida tres años de catástrofes y asedio extremista

Una reforma electoral sin consenso

La UE recomienda que no se cambie la ley electoral si falta menos de un año para la votación

La UE recomienda que no se cambie la ley electoral al menos un año antes de la convocatoria

La intención del Partido Popular de iniciar los trámites para una reforma de la ley electoral para que en los ayuntamientos gobierne la lista más votada no sólo se topa con el rechazo de los partidos de la oposición, que asisten sorprendidos a cómo la formación que gobierna en España parece decidida a dar este paso a tan sólo nueve meses de las elecciones municipales. Y sin consenso. También va en dirección contraria a lo que instituciones como la Unión Europea (UE) recomiendan en sus manuales de buenas prácticas electorales. 

La segunda edición del Manual de Observación Electoral de la UE, editado en 2008, dedica uno de sus apartados al marco legal de los procesos electorales. Y cita, como ejemplo de buenas prácticas, que éste venga fijado con una anterioridad suficiente a la convocatoria. "El marco legislativo y administrativo para las elecciones ('las reglas de juego') está establecido mucho antes de que empiece el proceso electoral (en condiciones ideales, un año antes)",añade el citado documento.

También mantiene que "la certidumbre y transparencia en un proceso electoral se refuerza cuando el marco legal está establecido mucho antes de la fecha para la que ha sido anunciada la elección". "Los cambios tardíos en la legislación o los retrasos al adoptar reglamentos sobre asuntos clave pueden socavar un proceso electoral", mantiene. El manual pretende servir de herramienta de trabajo para los observadores electorales de la Unión Europea. La primera de estas misiones fue desplegada en 1993. 

Consenso y "amplia difusión"

El mismo documento añade también alguna reflexión sobre la forma en la que deben abordarse este tipo de reformas. E insiste en la idea del consenso. "Si se necesitan cambios del marco legal después de la convocatoria de una elección, debe haber consenso entre las partes implicadas en las elecciones y cualquier modificación ha de gozar de una amplia difusión", reza el apartado en el que se recoge aquello que se considera como "buenas prácticas".

El PP mantiene que Mariano Rajoy está dispuesto a sacar adelante esta propuesta sólo con los votos del Partido Popular si la ronda de contactos con otras fuerzas prevista para septiembre termina sin acuerdo. No obstante, no es una opinión compartida por todos los dirigentes. infoLibre ha informado de que, pese a que en el partido hay unanimidad sobre la oportunidad de abrir el debate, algunas voces de la formación conservadora ponen una línea roja: no puede hacerse sin apoyo de, al menos, el PSOE.

Según se sostiene en el mencionado manual de la UE, "la experiencia ha demostrado que la confianza en la legislación electoral se refuerza cuando se redacta de manera abierta e incluyente y existe consenso sobre los asuntos importantes, como el sistema electoral y la composición de la administración electoral". 

Los argumentos de la OSCE 

En su argumentación en la Diputación Permanente para defender que el presidente del Gobierno acuda al Congreso a explicar esta reforma, la líder de UPyD, Rosa Díez, recurrió a estas observaciones de instituciones y organismos internacionales. Junto a este manual, Díez citó informes del Consejo de Europa y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) que van en la misma línea que el texto de la UE. 

En una entrevista reciente concedida a la cadena Ser, el catedrático de Derecho Constitucional y vocal de la Junta Electoral Central Pablo Santolaya recordaba que la OSCE, en su análisis de las generales celebradas en España en noviembre de 2011,análisis de las generales celebradas en España en noviembre de 2011,criticaba que se hubiesen realizado cambios en la ley electoral entre enero y julio de 2011.

Desde las elecciones generales de 2008 ha habido una serie de cambios en la legislación electoral. La última modificación se realizó en julio de 2011, algo que criticó la OSCE al entender que “los elementos fundamentales del derecho electoral no deberían ser modificables menos de un año antes de una elección”.

Por su parte, la Comisión de Venecia, en su código de buenas prácticas en materia electoral sostiene lo siguiente al respecto: "Lo que se debe evitar no es tanto la modificación del sistema de votación, ya que éste siempre puede ser mejorado, sino la revisión de ese sistema frecuentemente, o incluso poco antes (menos de un año) de la fecha de las elecciones. Aún si no hubiera voluntad de manipulación, los cambios darán la impresión de que están dictados por intereses partidistas coyunturales".

El Gobierno se jacta de que su reforma electoral no es partidista porque favorecería a Bildu y ERC

El Gobierno se jacta de que su reforma electoral no es partidista porque favorecería a Bildu y ERC

Más sobre este tema
stats