Series televisión

Las mejores series de 2020

Una escena de 'Patria', adaptación de la novela de Fernando Aramburu creada por Aitor Gabilondo.

Cuando recordemos televisivamente el 2020 será con especial cariño. Las series no solo han sido espectaculares, diversas en formato, en temática, en autores, personajes y procedencias, entre las que destaca la deslumbrante oferta española, además vinieron cuando desapareció la calle por el confinamiento y engrandecieron las casas. Hasta en la más pequeña, ya sea en un móvil, en un ordenador o en una pantalla de 60 pulgadas cada espectadora o cada espectador encontró su producto por el precio que antes gastaba en dos cañas. Esta es una lista muy personal de lo mejor del año.

Ted Lasso

El ser más adorable del mundo puede no ser empalagoso. Es Ted Lasso, un pez fuera del agua, un entrenador de fútbol americano que desembarca en la liga de fútbol inglesa –nada que ver, otro deporte– sin saber ni siquiera las reglas del juego. Este caballo cojo por el que nadie apostaría empieza a luchar por su sitio. Jason Sudeikis, cómico de la cantera del famoso programa americano Saturday Night Live, es el protagonista absoluto y uno de sus creadores. Es sobrino del actor George Wendt, que interpretó a un personaje mítico para los amantes de las series, Norm, de Cheers. (Apple Tv)

Antidisturbios

El primer episodio de los ocho que componen Antidisturbios puede ser el que contiene las mejores escenas de acción del año. De cualquier país. La forma del director –y guionista con Isabel Peña–, Rodrigo Sorogoyen, de contar un desahucio, haciéndonos respirar, sentir y angustiarnos como todos los protagonistas, se parece al mejor cine bélico. Y a partir de ahí, la serie lleva a los espectadores hasta el final con nervio, sin dejar pestañear. Como era de prever, varios actores que dan vida a estos policías puestos al límite ya son candidatos a los premios de interpretación. Antonio García Ferreras la recomendó. (Movistar)

Patria

Fue un libro necesario y ha sido una serie necesaria. Las víctimas merecían un relato limpio, hecho con cabeza y corazón, en el que se viera la devastación del terrorismo, la víctima victimizada antes, durante y después del asesinato. Costó sacar adelante el proyecto, pero mereció la pena. Aitor Gabilondo consiguió que la serie reflejase a los personajes y el ambiente que el libro de Fernando Aramburu abrazaba con este homenaje a su sufrimiento. Ramón Jáuregui la comentó. (HBO)

La línea invisible

Además, este año se ha estrenado otra serie sobre ETA magnífica, la dirigida por Mariano Barroso, La línea invisible, que se refiere a la que cruzó la banda, y singularmente su dirigente Txabi Etxebarrieta, cuando cometió su primer asesinato. Una lección de historia muy bien documentada y esclarecedora. Su director la desmenuzó en Continuará. (Movistar)

Veneno

Vaya con Los Javis. Después de sus proyectos festivos, tiernos, como La llamada o Paquita Salas, Veneno es un puñetazo en el estómago, por momentos durísimo. Una visita a los años noventa, a la televisión que consumía frikis unos tras otros. Y donde entonces la fama se quedaba en la superficie de los personajes, Javier Ambrossi y Javier Calvo profundizan en una biografía sórdida, llena de sufrimiento, donde los secundarios sirven de alivio, especialmente Paca, la Piraña, que se interpreta a sí misma como amiga íntima de Cristina Ortiz, La Veneno. Los Javis han tenido el valor de dignificar a cierta transexualidad que había permanecido en una marginalidad absoluta. (Atresplayer)

The good fight

Fue una de las series cuyos nuevos episodios, los de la temporada 4, fueron llegando durante el confinamiento, para abstraer durante una hora a sus numerosos fans, entre los que se encuentra Nativel Preciado. El bufete de abogados de Chicago sirve de vehículo para diseccionar el trumpismotrumpismo y sus temas se pegan a la actualidad americana como la carne al hueso. (Prime Video, Movistar, Vodafone)

Billions

Fue una de las series que el coronavirus cortó de cuajo. Su quinta temporada se quedó a la mitad en mayo dejando ansia por más. Esta serie no termina de estar en el radar de las conversaciones más habituales, pero aborda una lucha por el poder extraordinariamente inteligente. Como los protagonistas de Los duelistas, de Joseph Conrad, los de esta serie se buscan patológicamente para destruirse. Se trata de un gestor de fondos de inversión que no distingue entre herramientas legales o ilegales para ganar dinero y el fiscal del distrito sur de Manhattan, esto es, el que se encarga de Wall Street. En un principio, la serie se basaba en casos y personajes reales que han protagonizado las mayores multas impuestas en la historia. (Movistar, Vodafone)

Succession

Imprescindible. Para todos los públicos, shakesperiana, cruel, divertida. Antonio Maestre la recomendó en infoLibre. (HBO)

El colapso

Ha sido un experimento estar viviendo una distopía y disfrutar tanto de otra. Miniserie francesa que recomendó Pablo Simón, de episodios cortos, en planos secuencia y con abundancia de planos subjetivos o casi subjetivos, cámara al hombro, y en tiempo real, lo que hace sentir que acompañamos como testigos un acontecimiento en directo, que todo es posible, que estamos dentro de la acción. (Filmin)

El último baile

Los autores han encontrado un metraje valioso, que no se ha devaluado con el tiempo, el de la temporada 97-98 de los Chicago Bulls, último año de Michael Jordan con el equipo, y lo han vestido con entrevistas y una gran narrativa de la construcción de un equipo histórico y un líder irrepetible. Antoni Daimiel se encargó de diseccionar el documental en la sección de Continuará. (Netflix)

Gambito de dama

La prueba más reciente de que es una gran historia bien narrada la que crea una estrella. Sin contar con nadie conocido en el reparto y con un tema poco visual de partida como es el ajedrez, basada en una novela de 1983 de Walter Tevis, esta ficción de siete episodios ha enamorado a medio mundo, ha batido los récords de audiencia para una miniserie en Netflix y ha convertido a su protagonista, Anya Taylor-Joy en un icono de inteligencia y estilo. (Netflix)

El show de Larry David

El año empezó con nueva temporada de esta serie, favorita de muchos humoristas, que recomendó en infoLibre Joaquín Reyes, y que se mantiene en forma, convirtiendo a su autor y protagonista, Larry David en el cómico occidental más exitoso, ya que se encuentra en su décima temporada tras liderar Seinfeld, que fue la serie de humor más exitosa de los noventa, década estrella del género. A algunos personajes se les ama o se les odia. A Larry David se le puede hacer ambas cosas a la vez. (HBO)

The Crown

Peter Morgan, guionista y creador de esta serie, es un especialista en la reina Isabel II. Jamás ha estado en persona con ella, pero ya la convirtió en personaje en el teatro y en la aclamada película The Queen. Siempre elige un ángulo interesante de cada episodio que decide contar sobre la familia real británica, pero donde sobresale de manera más brillante es en las conversaciones privadas entre dos personajes. Cada una de ellas es para enmarcarla. (Netflix)

30 monedas

Como pasa con Antidisturbios, asoma un poco de orgullo patriótico al ver que el sector audiovisual español puede lucirse en distintos géneros. Alex de la Iglesia lo da todo en esta serie que tendrá tres temporadas y en la que las aventuras, el terror, la iglesia católica, los fenómenos sobrenaturales y la comedia se mezclan por pura diversión. (HBO)

Mrs. America

El feminismo americano de los años 70 sigue siendo de los más influyentes, y para rendirle tributo, la autora y productora ejecutiva de la serie, Davhi Waller, se centra en su antagonista, Phyllis Schlafly, la líder de la contrarrevolución conservadora. Este enfoque y el grupo de personajes atractivos y tridimensionales que crea la canadiense Waller hicieron un disfrute total este homenaje a las activistas del feminismo, ya recomendado en la sección. (HBO)

The flight attendant

No está muy bien puntuada por otros críticos, no tiene pretensión alguna, pero esta miniserie tiene una protagonista inteligente, luchadora, que cae a un pozo y araña los bordes para escalarlo y huir. Kaley Cuoco, famosa por interpretar a Penny en The big bang theory se escapa del papel estereotipado que le dio la fama al interpretar a esta azafata alcoholizada que no conoce el descanso. (HBO)

Podría destruirte

Michaela Coel es una de las pocas componentes de esta lista que interpreta y crea su propia serie. La guionista y actriz admitió en público en 2018 que había sido violada. Ese el material con el que la británica crea esta miniserie que encuentra un tono asombrosamente adecuado para hablar de excesos con las drogas, abusos sexuales, costumbres millennials y lucha por la justicia. (HBO)

Unorthodox

Deborah Felman pasó por ello y escribió sus memorias. Huyó de los ultraortodoxos judíos de Nueva York hacia Alemania. En su experiencia se basa esta miniserie que tiene la interesante virtud de presentarnos un mundo desconocido prácticamente hasta entonces. Los niveles de machismo y de comportamiento sectario que se viven mezclados entre el resto de la gente, en ciudades parecidas a las nuestras, en estas comunidades fanatizadas resultan atroces y la huida de la protagonista, inspiradora. (Netflix)

Better Call Saul

La serie desgajada de Breaking bad ha presentado este año su quinta temporada, coincidiendo con el confinamiento. Gracias. Ha sido una temporada brillante y este título se acerca a su final. La sexta será la última entrega según su creador, Vince Gilligan. Este abogado sin mucha suerte, lúcido y a la vez único saboteándose a sí mismo es un personaje extraordinario, interpretado por un actor extraordinario y que vive una de las mejores historias de amor de la década. Glosó sus virtudes José Luis Rodríguez Zapatero. (Netflix)

Devs

Recomendada en infoLibre por Elisa Beni, esta miniserie de ciencia ficción resulta inmersiva. Su ritmo, su fotografía y su música se elevan para ser tan importantes como el guion o las interpretaciones. Entre sus silencios da tiempo a que los espectadores se cuestionen los temas filosóficos que sugiere la trama. (HBO)

Mira lo que has hecho

Dicen que la tercera temporada de las series es especialmente peligrosa. En ella se puede evidenciar la falta de ideas de una premisa resultona. Ocurre sobre todo en comedia. La tercera temporada de la serie que Berto Romero encabeza con Eva Ugarte le confirma como un productor ejecutivo de primera. La historia de esta familia no deja de interesar y las formas de contarla no dejan de sorprender y madurar. (Movistar)

Lo que hacemos en las sombras

Compañeros de piso en Nueva York. Pero en esta propuesta se trata de vampiros centenarios en una especie de falso documental. Costumbrismo vampírico en una comedia que se recomienda de boca a oreja. (HBO)

Industry

Tiburones con los dientes de leche. Jóvenes que acaban de empezar a trabajar en empresas de servicios de inversión. La gracia de esta propuesta, liderada entre otros por Lena Dunham, creadora de Girls, no es tanto el argumento como la sensación de conocer un poco el ambiente de competitividad y presión que se puede experimentar debutando en la City londinense y el tipo de ocio que viven quienes ingresan en este mundo. (HBO)

Normal People

Una miniserie basada en un libro de Sally Rooney, quien también participa en el guion, algo poco habitual, que cuenta un inmenso amor y que sin embargo proporciona muchas más frustraciones que satisfacciones. Está magníficamente rodada y es de las que te acompañan tiempo después de acabarla y te obligan a esforzarte más para entender lo que acabas de ver y los personajes a los que has acompañado. (Starz, Vodafone)

The great

Versión libre y gamberra de la llegada de la princesa austriaca Sofía –una del montón– a Rusia, donde se convierte en Catalina, esposa del emperador Pedro I, contra el que dará un golpe de estado que le convertirá en Catalina la Grande, emperatriz de Rusia durante más de treinta años. Muy entretenida, despierta las ganas de saber más de esta mujer incomparable. (Starz, Vodafone)

Jeffrey Epstein: asquerosamente rico

Estados Unidos nunca deja de asombrar. Este documental fue comentado en infoLibre por Gemma Nierga y repasa en cuatro episodios la historia del financiero que murió sospechosamente en prisión preventiva antes de un juicio por abusos sexuales a cientos de jóvenes menores de edad. Cada fleco de la historia es demoledor y, aunque es largo, sus implicaciones van más allá de un caso judicial específico. (Netflix)

Little America

Una pequeña serie en la que los episodios son independientes y que ficciona historias de inmigrantes que han conseguido el éxito, entendido de muy distintas maneras. Se basa en vivencias reales publicadas antes en prensa y no decae en ninguno de los mundos que presenta. (Apple Tv)

Posverdad: desinformación y el coste de las fake newsfake news

Fantástico documental comentado para infoLibre por Ana Pastor que repasa el recorrido de algunos bulos en Estados Unidos y sus implicaciones en el mundo real. Muy útil para periodistas, para conspiranoicos, para ciudadanos que quieran estar alerta ante las nuevas formas que está tomando la manipulación. (HBO).

El amor ya no es lo que era

El amor ya no es lo que era

Más sobre este tema
stats