LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ábalos complica a Sánchez la gestión política del 'caso Koldo' al aferrarse al escaño en el Grupo Mixto

El futuro de la monarquía

Izquierda Unida califica el pacto secreto de Rajoy y Rubalcaba sobre el rey de “desprecio” a los ciudadanos

Cayo Lara, rodeado de sus compañeros de la ejecutiva federal y la bandera tricolor, este 3 de junio.

"¡Pon que se vea bien la bandera!". La bandera, claro, era la tricolor. La que presidía este martes la tarima de Izquierda Unida, copada por una treintena de dirigentes que rodeaban la enseña roja, amarilla y morada y a Cayo Lara. Todos estaban pletóricos, con una sonrisa de oreja a oreja. Este, la abdicación del rey, es uno de los momentos históricos que la federación esperaba para hacer valer su reivindicación de siempre: el referéndum sobre la monarquía y el camino hacia la Tercera República. Hoy, 24 horas después del anuncio de Juan Carlos, la ejecutiva se reunió para hacer un llamamiento a todas las izquierdas y a todos los ciudadanos para exigir en las calles un plebiscito y para, de paso, criticar el "desprecio" a las pequeñas fuerzas parlamentarias con el que han conducido el proceso, con absoluto secreto, PP y PSOE. 

Lara, arropado por sus compañeros ante los periodistas, subrayó que la renuncia del monarca se produce como consecuencia de una "crisis económica profunda y severa", en un momento de "desplome del bipatidismo" y de "deterioro inmenso" de la Corona, lastrada por el avance del caso Nóos, que mantiene imputados a la infanta Cristina y a su esposo, Iñaki Urdangarin. Recordó, además, que el 67% de los españoles no pudo votar la Constitución de 1978 que legitimó la monarquía. "Vista la situación del país y la decisión que ha adoptado el rey, es el momento para que se le dé la voz al pueblo y el pueblo hable y decida si quiere seguir manteniendo la monarquía o apuesta por una república. Así de simple y así de sencillo. Es la hora de la democracia con mayúsculas". 

El coordinador federal argumentó que el sistema bipartidista y la Corona han conducido a la "asfixia" al país, y ambos "pretenden el Gatopardo, que todo cambie para que no cambie nada", sustituir "la democracia por el derecho de sangre", cuando la "soberanía del pueblo está por encima". Cobijar y sostener a una "Casa Real salpicada de corrupción, opacidad y connivencia con las redes clientelares tejidas por el bipartidismo". Por ello, IU quiere plebiscito, y así lo escribe en su resolución aprobada este martes por la ejecutiva federal: "Hacemos un llamamiento a las fuerzas políticas, sociales, culturales y a todos aquellos ciudadanos y ciudadanas que quieren ejercer su legítimo derecho a decidir cómo queremos gobernarnos, a reclamar juntos un referéndum para que el pueblo decida, e iniciar el camino a un país más justo, más solidario. A este proyecto lo llamamos III República". 

¿Ese llamamiento a una movilización "masiva y pacífica" se extiende a fuerzas como Podemos?, se le preguntó a Lara. "Sí, sin género de dudas. A todo aquel que tenga una representatividad política, social o sindical nos vamos a dirigir porque este es un proceso unitario, porque el gran objetivo es llevarlo a las calles". La federación se sumará a todas las convocatorias que haya –este martes la marea tricolor volverá a la Puerta del Sol de Madrid– y de hecho ha constituido una comisión permanente para coordinar todo el proceso, publicitarlo, exponer argumentos... "La democracia no nos la pueden seguir robando", verbalizó el coordinador. IU calcula que el movimiento irá a más, porque ayer, apenas medio día después de la renuncia, y sin una organización previa, las calles de varias ciudades españolas se llenaron "de júbilo y esperanza". Fue una respuesta "tremendamente positiva". 

Enmienda de totalidad

IU es consciente de que el trámite en las Cortes será rápido y tendrá poco que hacer, poco que frenar, dada su condición de fuerza minoritaria. "La batalla parlamentaria está perdida", reconoció Lara. No obstante, el grupo de Izquierda Plural presentará una enmienda de totalidad en cuanto la Mesa califique esta tarde el texto. Y, al tiempo, hará valer su petición de referéndum, ya recogida en una proposición no de ley presentada en junio de 2013 y aún pendiente de debate en el Congreso. No obstante, defenderá mociones en ayuntamientos y parlamentos autonómicos y sacará las banderas republicanas a los balcones en aquellas instituciones donde pueda hacerlo. No ha planeado cómo escenificará su rechazo cuando las Cortes proclamen a Felipe como nuevo rey, porque espera aún que "la coronación no llegue".

El coordinador también dedicó unos minutos a la gestación y preparación de la marcha del rey. A cómo desde finales de marzo y principios de abril conocían sus intenciones el presidente del Gobierno y el secretario general del PSOE. "Que sólo lo conocieran la idea Rubalcaba y Rajoy me parece un desprecio hasta el último momento al concepto democrático, al conjunto de representantes legítimos de los ciudadanos que estamos en el Parlamento. Que haya sido utilizado por algunos para organizar operaciones en sus propios partidos para garantizar la continuidad de la monarquía es responsabilidad de ellos, que tendrán que pagar por ello". 

El motor pudo ser el 25-M

Lara se refería así a la información destapada hoy por varios medios –entre ellos, infoLibre–, según la cual Rubalcaba explicó a su ejecutiva que si decidió no irse la semana pasada, tras el descalabro de las europeas, fue porque conocía la abdicación de Juan Carlos, y no podía dejar entonces al PSOE desgobernado, en manos de una gestora. "Dicen que estaba previsto. Pero tenemos una duda razonable de que no haya sido determinante las elecciones del 25-M. Han acelerado el proceso [de la abdicación] porque no se fían de lo que puede pasar en las autonómicas, municipales y generales, no vaya a ser que cambie la correlación de fuerzas en el Parlamento, y mejor sería abdicar antes de una situación que podía ser más complicada para la Corona. Esto ha estado en los debates entre bambalinas que han tenido en los últimos meses". 

Alberto Garzón “no descarta” ni liderar IU ni pactar con Podemos

Alberto Garzón “no descarta” ni liderar IU ni pactar con Podemos

El líder de IU resumió también la llamada que recibió de Juan Carlos ayer lunes. Fue a las 17.17 horas, después de que Rajoy anunciara la bomba informativa –algo que extrañó a la federación– y que el propio monarca explicara sus razones en un mensaje difundido por RTVE. La charla "fue breve, sencillamente diplomática", porque "tenía que comunicar su decisión a todas las formaciones con representación parlamentaria". Lara le respondió que IU seguiría "peleando estos días" por la consecución de un referéndum sobre la forma de gobierno del Estado. Le recordó, en esos "tres minutos" de conversación, su primera entrevista en la Zarzuela, en 2009. En aquella cita, Lara también le dijo que IU quiere un plebiscito, y Juan Carlos le respondió que lo "entendía", aunque no lo compartía. "Él no respondió ayer. 'Entenderás que te tenía que llamar', me dijo. Se lo agradecí y punto", reprodujo el coordinador.

IU no va a soltar la presa, y está convencida de que la crítica a la monarquía está más madura que nunca. Espera que se materialice lo que sus dirigentes gritaron hoy durante la rueda de prensa: "¡Viva la República!". Al lado de la tricolor, claro, la que querían que saliera bien en la foto.

Más sobre este tema
stats