Los correos secretos de Blesa

Silva: “La compra de SOS Cuétara tuvo tintes peores que los del banco de Miami”

Tono Calleja / Alicia Gutiérrez

El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, Elpidio José Silva, aseguró en su declaración del pasado 21 de noviembre en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) tras ser objeto de una querella por parte de la Fiscalía de Madrid, que durante la compra por parte de Caja Madrid del 10% de la empresa SOS Cuétara Blesa el expresidente Miguel Blesa realizó gestiones "con indicios de criminalidad".

Silva respondió de esta forma a preguntas de Cándido Conde-Pumpido, uno de sus abogados, que en concreto le interpeló sobre si el sindicato Manos Limpias habría incluido en una de sus denuncias las presuntas irregularidades en la adquisición por parte de Caja Madrid del 10% de la empresa de alimentación SOS Cuétara. "¿Incluyeron la compra de SOS Cuétara porque había ocasionado importantes pérdidas a Caja Madrid?", interrogó el letrado. 

"Al investigar los correos, señoría, son correos de mucho tiempo, ahí salieron gestiones con indicios de criminalidad que superaban incluso los del crédito a Díaz Ferrán. La compra, la intervención de SOS Cuétara era equivalente o incluso con tintes peores a la del banco de Miami, aunque con distintos montantes económicos", especificó Elpidio José Silva, en alusión al contenido de los correos electrónicos que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid asegura son personales de Blesa.

Audiencia Nacional

No obstante, en su testimonio el juez Silva aseguró que no llegó a entrar a investigar la compra de SOS Cuétara: "No tocaba porque eso, señoría, sencillamente hubiera tocado cuando se hubieran analizado dos o tres operaciones. Y yo la que iba a analizar después no era la de SOS Cuétara. Eso debería haberlo investigado la Audiencia Nacional, ya que tendrá que hacerlo en su día. Tendrá que investigar toda la gestión criminalizada que se haya llevado a cabo en esa entidad, en la que hay hechos como este, que son gravísimos, con respecto a los cuales yo ni afloré, ni quise plantearlo. Ni lo hubiera permitido a ninguna de las partes que lo hubiera hecho", completó el magistrado que se enfrenta a la inhabilitación tras la querella presentada por la Fiscalía por su decisión de que Blesa ingresara en la prisión de Soto del Real.

En octubre de 2008 Caja Madrid, entonces envuelta en una crisis de poder por la encarnizada lucha por presidir la entidad financiera, acordó adquirir el 10,5% del capital de SOS Cuétara a través de una ampliación de capital. Esta decisión supuso un desembolso inicial para la caja de Blesa de 133,5 millones. Además, la entidad financiera le permitía contar con tres puestos en el consejo de administración del grupo alimentario.

Según un comunicado de la empresa alimentaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), según informó El País, la entrada de Caja Madrid, a través de su Sociedad de Participación y Promoción Empresarial, iba a permitir que la firma española de aceites y arroz amortizara parte de la deuda correspondiente a la adquisición del grupo italiano Bertolli, que había comprado meses antes.

77 millones de pérdidas

Pero la realidad fue muy diferente, según consta en un informe del 14 de mayo de 2010 del Banco de España incluido en el caso Bankia que investiga el magistrado Fernando Andreu en la Audiencia Nacional. Este documento, al que ha tenido acceso infoLibre, prueba que en tan solo un año el deterioro de esta inversión decidida por Blesa y su equipo fue de 77 millones de euros. La situación en la que se encontraba la empresa, en enero de 2010, era todavía más dramática, pues su deuda bancaria era de 1.123 millones de euros. También tenían participaciones preferentes por un valor de 300 millones.

Según los inspectores del Banco de España, Caja Madrid abordó esta importante inversión pese a que la rentabilidad económica de la actividad ordinaria del Grupo SOS era "muy bajaGrupo SOS. Al menos desde 2006, pero sobre todo en 2008 y 2009. Además, para estos dos últimos periodos, el apalancamiento financiera es fuertemente negativo", indican los funcionarios, que confirman: "No existe capacidad para devolver la deuda obtenida, e incluso se hace necesario obtener más financiación para cubrir ese déficit".

"Situación incontrolable"

Pese a esta situación dramática, que la propia empresa justifica porque en una etapa anterior se había endeudado de forma elevada por haber llevado a cabo compras "agresivas" y por "poco control de la tesorería", Blesa y su equipo acordaron su entrada en la empresa. Además, el propio informe de gestión de la empresa de 2008 reconoce el error de la compra de una empresa italiana: "La sociedad puede volverse incontrolable, tanto a nivel de negocio como en aspectos financieros, lo cual puede suponer un riesgo que afecte a la rentabilidad y al beneficio futuro".

Condenan a Santander a devolver 500.000 euros a una pareja que había adquirido Valores Santander

Condenan a Santander a devolver 500.000 euros a una pareja que había adquirido Valores Santander

Más sobre este tema
stats