La XII Legislatura

El PSOE no se plantea abrir la puerta en el Comité Federal a la abstención

El PSOE no se plantea abrir la puerta en el Comité Federal a la abstención para investir a Rajoy

Ibon Uría

El PSOE reúne a su Comité Federal este sábado para analizar los resultados del 26J y acordar la posición que mantendrá en la investidura del líder del PP, Mariano Rajoy. El partido anunció el día después de las elecciones por boca del portavoz del Comité Electoral, Antonio Hernando, que votará en contra del candidato conservador, y mantiene un perfil bajo desde entonces. Fuentes socialistas consultadas por infoLibre sostienen que el veto a Rajoy no genera debate interno y afirman que no está previsto modificar esa posición.

El PP, por su parte, apeló nuevamente este lunes a la "responsabilidad" de los de Sánchez y argumentó que "es muy importante para el PSOE y para España desbloquear esta situación". El vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, deslizó además que el partido esperará al sábado antes de dar nuevos pasos. Pero los socialistas afirman que su rechazo a investir a Rajoy con un voto afirmativo o a dejarle gobernar con una abstención es firme: "No apoyaremos a Rajoy en la investidura y no habrá abstención. Hay consenso en esto", señalan desde la dirección federal del PSOE. 

"Que el PP no espere al Comité Federal, porque la cosa no va a cambiar. Hay un mensaje claro", agregan fuentes de Ferraz, que recomiendan a Rajoy que empiece a sumar con otros partidos de derecha –entre los que mencionan a Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria e incluso CDC– y que "antes" de llamar a Sánchez se esfuerce en "tener articulada una mayoría suficiente para la investidura". De hecho, en la dirección del PSOE añaden que están dispuestos a reunirse con el PP únicamente "por una cuestión de cortesía parlamentaria". Además, critican que "en una semana Rajoy sólo haya hecho una llamada" a Coalición Canaria, partido con el que se reunirá este martes y que cuenta con un único escaño.

Los barones dicen no al PP

En las distintas federaciones socialistas el rechazo a dejar gobernar al PP parece ser ampliamente mayoritario a cinco días del Comité Federal. En el PSOE de Andalucía, el territorio con más peso, un cargo de la confianza de su secretaria general, Susana Díaz, señala a este diario que el "no votar a favor del PP ni abstenerse" es una posición que genera "un 99% de consenso en el PSOE". "Vamos a votar no y haremos oposición. No le vamos a hacer el trabajo al PP facilitándole el Gobierno. A Rajoy le toca moverse", agrega.

Preguntado por el riesgo de que Rajoy no logre cerrar los pactos necesarios para su investidura y de que los socialistas se vean en la necesidad de abstenerse a última hora o de conducir al país a unas terceras elecciones, el dirigente andaluz insiste en que "el PP ha despreciado al PSOE en campaña" y en que no serán los socialistas quienes "ahora" le saquen "las castañas del fuego" al presidente en funciones. "Nadie quiere unas terceras elecciones, pero la responsabilidad de evitarlo es de quien ha ganado. Que Rajoy ceda y se busque los apoyos", zanja.

"A quien le toca mover ficha es al presidente del Gobierno, que es el que ha ganado las elecciones. No puede poner en hombros del partido que ha perdido las elecciones [el PSOE] su responsabilidad", dijo este lunes la propia Susana Díaz, que exigió a Rajoy a "ponerse a trabajar cuanto antes" y reiteró que los socialistas cumplirán "su palabra" y que no serán un "cómplice" de las "políticas de sufrimiento" de los conservadores. Su número dos, Juan Cornejo, reiteró en una rueda de prensa que el rechazo de los socialistas a abstenerse es "rotundo".

En esa misma línea, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, aseguró este lunes que "las cosas están claras": "El PP tiene votos de derechas en el hemiciclo y lo que debe intentar es articular esas fuerzas conservadoras y buscar una fórmula de Gobierno razonable", apuntó cuestionado por la posibilidad de que el PSOE intento formar Gobierno o de que facilite un nuevo mandato de Rajoy. "Nuestra posición está clara, no hay dudas", reiteran fuentes de los socialistas valencianos preguntados por si el partido mantendrá su no a Rajoy.

Ronda de Sánchez

En cualquier caso, y para preparar el Comité Federal del sábado, el secretario general Pedro Sánchez, que no ha comparecido en público desde la noche del 26J, comenzará este martes una ronda de contactos con los líderes territoriales. En palabras de un cargo de su círculo más próximo, el propósito es "tantear" a los barones y "debatir la posición" que debe adoptar el partido para llegar a la cita del sábado con el debate resuelto. Hasta entonces, el número uno socialista mantendrá el mismo perfil bajo con el que ha intentado trasladar la presión al PP desde el día de las elecciones.

La ronda de contactos comenzará a la una de la tarde de este martes con la secretaria general de los socialistos vascos, Idoia Mendia. A las cuatro de la tarde será el turno de Sara Hernández, líder del PSOE de Madrid. Ambas son afines a la dirección federal. El miércoles será el turno, entre otros, del castellanomanchego Emiliano García-Page y del valenciano Ximo Puig, quien no acudirá al Comité Federal del sábado por tener agenda en la Comunitat Valenciana. Susana Díaz acudirá a Ferraz "previsiblemente" el viernes, aunque la cita no está aún cerrada.

Las otras vías

Hasta ahora, el dirigente que con mayor insistencia ha planteado que los socialistas se abstengan es el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara. 24 horas después del 26J planteó que "una mayoría de españoles quieren que Rajoy sea su presidente" y que el resto de partidos no lo pueden "obstaculizar", el martes insistió en que "los ciudadanos no perdonarían al PSOE que forzara unas nuevas elecciones" y el jueves reiteró en que para echar la legislatura a andar no contemplaba otra opción que "una mínima abstención a última hora" del PSOE, comentarios que no encontraron apoyos ni en la dirección federal ni en otros territorios.

Otra posibilidad, planteada por el diputado socialista José Andrés Torres Mora en un artículo publicado en infoLibre es que, para evitar tanto unas terceras elecciones como la "inmolación" del PSOE que supondría que los socialistas pactaran un Gobierno con los conservadores, la "carga" que supondría una abstención en la sesión de investidura del candidato del PP sea "compartida por todos" los partidos. "Es ese acto de responsabilidad compartida, para evitar algo que ninguno queremos, el que debería constituir el inicio de un cambio político (...). Sólo si todos los partidos participamos en ese esfuerzo servirá para algo, pero si los socialistas vamos más allá de nuestra responsabilidad estaremos actuando de manera irresponsable con España y con el propio PSOE", argumenta Torres Mora.

El pacto que ofrece Rajoy a PSOE y C's les obligaría a renunciar al núcleo de sus programas

El pacto que ofrece Rajoy a PSOE y C´s les obligaría a renunciar al núcleo de sus programas

Más sobre este tema
stats