LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Menos políticos y más profesionales: la reforma pendiente para garantizar la independencia de RTVE

El futuro del PSOE

El sector crítico del PSOE busca líder

El sector crítico del PSOE busca líder

Ibon Uría

29 de octubre de 2016, sala de prensa del Congreso de los Diputados. Pedro Sánchez, casi ausente desde su dimisión el 1 de octubre como secretario general del PSOE, reaparece y anuncia que deja el escaño, pero no la política. Al contrario: promete que su "paso al lado" va a ser sólo "momentáneo", que cogerá su coche para recorrer "todos los rincones de España" y se parará a "escuchar a quien no ha sido escuchado". "Vamos todos a recuperar un PSOE abierto, apuesto al PP", proclama.

Desde entonces han transcurrido ya tres semanas. Sánchez entregó su acta de diputado, protagonizó en Salvados una entrevista que le perjudicó a ojos incluso de sus compañeros de partido más fieles y viajó a Estados Unidos para seguir las elecciones presidenciales. En este tiempo se ha comunicado básicamente a través de mensajes en Twitter. Y este sábado su equipo informó de que la anunciada gira automovilística del exsecretario general se iniciará el 26 de noviembre en la Comunitat Valenciana. Sánchez acudirá a la agrupación socialista de Xirivella (Valencia) para un encuentro con militantes cuyo formato está por decidir. Aunque este será su primer acto público para recoger apoyos tras su traumática salida de Ferraz, la gira propiamente dicha se realizaría después de la convocatoria de primarias para elegir el próximo líder del PSOE.

Durante este tiempo los afines a Sánchez se han estado preguntando si su antiguo jefe de filas intentará realmente recuperar el control del partido. Y han asistido a acontecimientos como el artículo en El País de Patxi López –en el que algunos intuyeron la mano de Rubalcaba y que otros interpretaron como un tanteo de sus opciones para liderar el partido– o el resurgimiento mediático de Josep Borrell. ¿Volverá Sánchez? ¿Puede López rivalizar con él? ¿Cuál es el papel de Borrell? Los críticos buscan líder.

¿Rivales o aliados?

Las fuentes de la minoría crítica consultadas por infoLibre desmienten que el exlehendakari esté diseñando una operación para enfrentarse a Sánchez. Hay quien sostuvo en el partido que López podría contar con el favor de los sanchistas y, además, captar apoyos en caladeros completamente inaccesibles para Pedro Sánchez en una batalla por la Secretaría General. Pero los colaboradores más directos del ex secretario general niegan esta opcion, y dibujan un escenario justo opuesto: "Pedro y Patxi están en el mismo barco".

Dirigentes socialistas aseguran que ambos "están juntos", no enfrentados. Que sus "entornos más próximos" están en contacto y que, cuando llegue el momento, analizarán "quién tiene más posibilidades". El mejor colocado para la batalla orgánica y para cerrar el paso al sector de Susana Díaz se presentaría a las primarias, según esa hoja de ruta. El otro, sea Sánchez o López, "estará en el equipo" del primero, añaden estas mismas fuentes. El círculo de Sánchez no alcanza a determinar las razones exactas del artículo del exlehendakari en El País, pero reitera que es un aliado del exsecretario general.

El tercer nombre es el de Borrell. Fuentes muy cercanas a él aseguran a infoLibre que "en ningún caso" encabezará una candidatura a la Secretaría General, pero agregan que "si hay algo colectivo, participará". Dirigentes cercanos tanto a Sánchez como a Borrell confirman que ambos mantuvieron un encuentro "recientemente". El círculo más próximo al exministro también expresa sus "sospechas" ante dos noticias que han "desgastado mucho" su nombre esta semana: la primera, lo que cobró de Abengoa; la segunda, que fue víctima de una estafa en Internet por valor de 150.000 euros. 

Maniobras en la sombra

El motivo de la suspicacia es doble: en el primero de los casos, la retribución de Borrell en el consejo de administración de la firma tecnológica era pública desde hacía tiempo. Así que alguien "se tomó la molestia" de sumar todas sus retribuciones –en torno a dos millones de euros– y publicarlas "justo ahora", dicen los afines al exministro. Algo similar ocurre con la estafa de la que fue víctima: puso la denuncia en junio, y ha trascendido ahora. ¿Por qué? No hay respuestas, pero hay quienes aseguran que no se "extrañarían" si "alguien desde el PSOE de Andalucía" hubiera "alentado" esas publicaciones para frenar su ascenso.

Los partidarios de Sánchez dicen tener asumido que, a partir de ahora, se tendrán que enfrentar a intentos de "dividirlos" o "enfrentarlos" que partirán, según ellos, del sector de Susana Díaz y que confían en esquivar para mantener unidas sus filas. Además, avisan a sus rivales de que "la misma división" puede ocurrir "entre la mayoría". En el círculo del exsecretario general comentan que en el bando rival hay voces importantes que advierten de que "ni Pedro ni Susana" pueden dirigir el PSOE

"Susana está quemada", dice un dirigente cercano a Pedro Sánchez. La opinión entre muchos de los cargos partidarios de Sánchez es que la líder del PSOE andaluz es vista por la militancia como culpable de la división que vive el partido. Y más aún: que las bases identifican a Díaz con la gestora, de modo que las decisiones impopulares que adopte la dirección provisional de Ferraz se le imputarán a la dirigente andaluza. "La gestora va a tener que tomar decisiones imposibles y los militantes se las van a cargar a Susana, todo lo complicado de estos meses la va a ir desgastando", pronostica un dirigente autonómico.

Eso no significa que los cargos leales a Sánchez crean que lo tiene fácil para recuperar el timón del partido, ni mucho menos. "No tenemos ninguna noticia de él, está desaparecido, no sabemos nada", decía una diputada antes de que se conociera su cita del próximo sábado. Esta misma fuente considera que Sánchez "se ha situado fuera de los focos" al renunciar al escaño y que con ello "ha perdido su oportunidad". "La gestora va a alargar el proceso al máximo y aunque mucha gente no queramos que el PSOE siga el modelo de la gestora, ¿quién se presenta al Congreso?", plantea. Es decir, que por ahora no se atisban líderes.

No todos los cercanos a Sánchez opinan igual. "La gente no se va a olvidar de Pedro y cada vez está más enfadada con la gestora", señala un cargo regional, que admite que renunciar al escaño fue una decisión "complicada" pero que considera que Sánchez acertó al no desoír al Comité Federal: "Le ha dado autoridad moral de cara al Congreso". En ese cónclave, insiste, las bases decidirán "entre dos modelos de partido totalmente distintos", uno "autoritario" encarnado por la gestora y Susana Díaz, y otro que cuenta con las bases, representado por Sánchez. "Y la gente sabe lo que quiere. El cabreo no se va a diluir fácilmente", concluye.

El equipo de comunicación de Sánchez, por su parte, rechaza que el exdirigente esté desactivado. Aseguran que prefiere no "mover nada" hasta que se resuelvan por completo las sanciones a los díscolos que votaron no a Rajoy para evitar alentar mayores "represalias" a los compañeros. Detallan que en la web que ha puesto en marcha para recabar apoyos se han inscrito ya unas 60.000 personas. El próximo paso, avanzan, será remitirles formularios para "segmentarlos", saber "si son militantes, cómo están dispuestos a colaborar y en qué ciudad viven, para poder empezar a crear tejido". "Lo que está claro es que la militancia no soporta a la gestora y quiere primarias ya", añaden desde el grupo de colaboradores.

En eso coinciden todos los críticos: quieren el Congreso cuanto antes. Tras los cambios en los grupos parlamentarios aprobados por la gestora lo han reclamado nuevamente la presidenta balear Francina Armengol y el castellanoleonés Luis Tudanca, dos de los apoyos de Sánchez entre los barones. La fecha que darían por buena para el cónclave sería abril o mayo. "Eso sería aceptable", dice un cargo. Llevar la elección del secretario general hasta septiembre o octubre, como baraja la gestora, sería "inaceptable". Además, añaden varias fuentes críticas, que el Comité Federal fijara el calendario en diciembre "calmaría" los ánimos. Otro de los objetivos es evitar la "fuga masiva" de militantes. El PSOE, aunque no facilita datos oficiales, tiene en la actualidad unos 186.000 afiliados.

Plataformas de militantes

En paralelo, en las últimas semanas han surgido plataformas de militantes para reclamar la celebración de un Congreso Federal para elegir a una nueva dirección. El lunes, por ejemplo, se constituyó una en la provincia de Sevilla, encabezada por Nieves Hernández, quien fuera portavoz del gobierno municipal en la etapa de mandato socialista y exsecretaria de Administración del partido a nivel provincial. Por ahora, detalló Hernández, cuentan con unos 200 apoyos: "La gestora está dilatando el congreso, atribuyéndose competencias de las que carece. Es urgente dar pasos para volver a la normalidad organizativa y la legitimidad interna", apuntó.

La situación entre los críticos del PSOE: Sánchez desdibujado, López tantea sus opciones y Armengol se descarta

La situación entre los críticos del PSOE: Sánchez desdibujado, López tantea sus opciones y Armengol se descarta

Este viernes fue el turno de Oviedo, donde se citaron unos 500 militantes de la federación del presidente de la gestora, Javier Fernández, para aprobar un duro manifiesto que salió adelante por unanimidad donde se exige que el congreso se celebre como tarde en abril y se acusa a "sectores" del partido de "dilatar la convocatoria del congreso" y, con ello, de "acrecentar la división interna" y de hacer que aumenten las "dificultades" para que el PSOE recupere su papel "como referente de las ideas progresistas y de izquierdas". "Conviene no ocultar la realidad: han sido las decisiones adoptadas sin contar con la militancia, en cuestiones tan importantes como la investidura de Mariano Rajoy, tanto por el Comité Federal como por la gestora, las que están provocando la división y las tensiones en nuestro partido", agrega el texto [ver en PDF].

A la reunión celebrada en la ciudad asturiana acudieron, entre otros, la diputada Adriana Lastra, la senadora Maria Luisa Carcedo, los tres miembros del Comité Federal de la federación asturiana que votaron no a la abstención en ese órgano –el alcalde de Laviana, Adrián Barbón; la que fuera regidora de Langreo, María Fernández Álvarez, y la militante y miembro de la Asociación de Mujeres Progresistas Delia Losa Carballido–, así como numerosos alcaldes, portavoces municipales y concejales. La firma del manifiesto la encabezó Ángeles Flórez Peón, una veterana y reconocida militante de 98 años de edad.

Los diputados y cargos críticos admiten que, por ahora, estas plataformas están "desorganizadas", pero confían en que, llegado el momento, "las piezas terminen encajando" y que esa movilización se canalice de cara al Congreso Federal. También los colaboradores de Sánchez, si bien reconocen que esas plataformas por ahora no están "conectadas" con el equipo del ex secretario general, esperan poder atraerse esos apoyos.

Más sobre este tema
stats