10N | Elecciones Generales

Los partidos gastan en 2019 casi tres millones en Facebook: Unidas Podemos y Cs lideran el ránking

Imagen de la página de Facebook de Podemos.

2.920.510 euros. Esta es la cifra exacta de lo que invirtieron en publicidad política en Facebook los partidos que lograron representación en el Congreso de los Diputados tras las elecciones generales del 10 de noviembre durante los últimos ocho meses hasta el pasado día 12, según datos consultados por infoLibre en la Biblioteca de Anuncios de la red social, implantada en nuestro país a finales de marzo, justo en el inicio de la campaña del 28A. La plataforma es una de las pocas que ofrecen datos actualizados y casi en tiempo real sobre este tipo de gastos. Durante este periodo se han celebrado tres procesos electorales en España.

En concreto, Unidas Podemos con 1.555.531 euros, Ciudadanos con  510.239 euros, y Partido Popular con 411.727 euros, son las tres formaciones que más invirtieron en mensajes pagados a través de Facebook. Les siguen PSOE, ERC, Más País, Compromís, JxCat, PNV, Coalición Canaria, BNG, Navarra Suma, EH Bildu, y Vox. Cabe señalar que ni las CUP, ni Nueva Canarias –que se presentaba al 10N en coalición con CC–, ni el Partido Regionalista Cántabro, ni ¡Teruel Existe! son anunciantes, por lo que su gasto es 0.

Unidas Podemos

El partido que más dinero invirtió en publicidad electoral en Facebook fue Unidas Podemos. Desde que esta Biblioteca se puso en marcha, la formación gastó 1.555.531 euros en 2.257 anuncios. Solo durante la última semana de campaña del 10N, en la que consiguieron 35 diputados, la coalición se dejó 483.373 euros en 408 publicidades, un tercio del total.

En la página de Facebook de Podemos se desembolsaron 1.258.918 euros. A esta cantidad hay que sumar los 121.816 euros en 54 anuncios en el perfil de Irene Montero, los 90.626 euros en 269 propagandas en el de Un País Moderno, y los 84.171 euros en 26 mensajes pagados en el de Pablo Iglesias.

Cabe destacar que la publicidad de la formación morada se hace bajo tres descargos de responsabilidad diferentes: Unidas Podemos –que incluso aparece duplicada con todas las letras en mayúsculas y escrito normal–, Podemos y Unidas Podemos Cambiar Europa –que se corresponde con la coalición que concurrió al Parlamento Europeo el pasado 26 de mayo–.

El uso de Facebook por parte de Unidas Podemos ha estado bajo la lupa después de que la Junta Electoral Central (JEC) les ordenará a mediados del pasado mes de octubre retirar los anuncios de publicidad electoral que tenían en esta plataforma tras una denuncia de Ciudadanos. Según el organismo arbitral, la contratación de este tipo de mensajes pagados antes del inicio de la campaña electoral, que se inicia el día 1 de noviembre, suponía una vulneración de la Ley Electoral.

 

Imagen de uno de los anuncios en Facebook de Unidas Podemos en la Biblioteca de Anuncios

A los gastos de Podemos y sus dirigentes, habría que sumar lo que invirtieron en mensajes pagados el resto de marcas de la coalición. En el caso de Izquierda Unida, en total, se dejaron 10.525 euros en 32 publicidades: 4.388 en la página oficial del partido y 6.137 en la de Alberto Garzón. En la última semana previa al 10N, el desembolso fue de 110 euros –el único anuncio que realizó su coordinador federal fue de menos de 100 euros y no indican la cantidad exacta–.

En Comú Podem, por su parte, se gastó 23.999 euros en 170 anuncios, de los cuales 7.298 euros fueron en los últimos días de campaña de las últimas generales. Y Galicia en Comú invirtió 486 euros en 30 mensajes pagados, 324 desde el día 4 al 10 de noviembre.

Ciudadanos

El segundo partido que más dinero desembolsó en Facebook fue Ciudadanos. Desde finales de marzo, la formación naranja se gastó 510.239 euros en 18.434 anuncios, siendo la formación que más publicidades puso en marcha. Solo durante los últimos siete días antes de la cita del 10N, en la que consiguieron solo 10 diputados tras los 57 escaños logrados el 28A, la coalición se dejó 159.332 euros en 10.486 mensajes pagados.

En la página de Ciudadanos en esta red social invirtieron 494.998 euros en 17.620 anuncios. Aunque, de esta cantidad, habría que destacar que nueve que costaron 2.846 euros fueron hechos sin descargo de responsabilidad. Según explica el propio Facebook, esta ausencia supone la retirada inmediata de la publicidad "una vez publicado" y "determinado" que "estaba relacionada con política y temas de relevancia nacional y que requería esta información".

A esta cantidad hay que sumar los 5.059 euros en 407 publicidades en la página de Albert Rivera, los 615 en 39 en la de Inés Arrimadas y los 1.666 de la página Somos Más. Estos tres perfiles se estrenaron como anunciantes para las elecciones del 10N, lo mismo que la de Melisa Rodríguez. La cabeza de lista por Santa Cruz de Tenerife, miembro de la Comisión Permanente del partido y hasta ahora portavoz adjunta en el Congreso, perdió su escaño el pasado domingo después de invertir en la red social 7.901 euros en 210 mensajes pagados.

 

Imagen de uno de los anuncios en Facebook de Melisa Rodríguez de Ciudadanos en la Biblioteca de Anuncios.

Partido Popular

El tercer partido que más gastó en hacer publicidad política en Facebook fue el PP. Los de Pablo Casado, desde hace ocho meses, invirtieron 411.727 euros en 11.168 anuncios, todos en la página oficial del partido en esta red social. Solo en la semana del 10N, en el que lograron 89 escaños, la formación conservadora hizo 6.388 mensajes que le costaron 150.446 euros.

Estas cifras no reflejan la red de páginas falsas para promover la abstención entre votantes de izquierdas que estaría vinculada con el PP y que marcó la recta final hasta las elecciones generales del pasado domingo. Estas publicidades se habrían estado difundiendo ya desde las elecciones municipales del 26 de mayo y a través de nueve páginas que habrían pagado hasta 40.000 euros. Sus anuncios, un total de 59 que sumarían cerca de nueve millones de visualizaciones, según explica El País, criticaban al PSOE, Ciudadanos, Vox y Unidas Podemos y en sus títulos se incluían referencias a algunas de estas formaciones y a promover la desmovilización.

PSOE

El PSOE invirtió en Facebook 233.808 euros en 1.548 anuncios desde finales del pasado mes de marzo, todos en la página oficial del partido. De este total, habría que matizar que 111.025 euros, correspondientes a 17, fueron sin descargo de responsabilidad.

Durante los últimos siete días anteriores al 10N, cita en la que los de Pedro Sánchez lograron 120 diputados, desembolsaron 56.691 euros en 650 mensajes pagados, una cuarta parte de todo lo que gastaron los socialistas en las tres campañas electorales de 2019.

 

Imagen de uno de los anuncios en Facebook del PSOE en la Biblioteca de Anuncios.

ERC

ERC desembolsó en publicidad política en Facebook 75.530 euros repartidos en 474 anuncios durante los últimos ocho meses. Solo durante la semana de las elecciones del 10N, en las que se hicieron con 13 asientos en el Congreso, gastaron 16.547 euros en diez propagandas.

Más País

La entrada a finales de septiembre de Más País en el tablero nacional se saldó con un gasto en Facebook de 47.104 euros en 138 anuncios. Los últimos siete días previos al 10N, en el que lograron dos escaños, se gastaron 35.686 euros en 104 publicidades.

En la página del partido invirtieron en total 25.498 euros en 104 mensajes pagados. A esta cantidad hay que sumar los 12.101 euros en 11 en la de Manuela Carmena –que no era candidata en estas elecciones– y los 9.505 euros en 23 en la de Íñigo Errejón. Ninguno de los dos, que concurrieron como candidatos de Ahora Madrid al ayuntamiento de la capital y a la Asamblea Madrid el pasado 26M, era antes de la campaña del 10N anunciante.

La publicidad en el perfil de Más País y en de Manuela Carmena se hace bajo dos descargos de responsabilidad diferentes: Más País y Más País-Equo. Además, el uso de Facebook por parte de esta nueva formación también estuvo bajo la lupa de la Junta Electoral. Como le pasó a Unidas Podemos, aunque en el caso del partido de Errejón por una denuncia del PP, tuvieron que retirar a mediados de octubre anuncios electorales en la red social por vulnerar la Ley Electoral.

 

Imagen de uno de los anuncios en Facebook de Más País en la Biblioteca de Anuncios.

A estos gastos, habría que añadir lo que invirtió en publicidades otra de las marcas que concurre bajo el paraguas de Más País: Compromís. El partido de Comunitat Valenciana, desembolsaron durante los últimos ocho meses 32.698 euros en 230 anuncios. En la semana del 10N, en el que repitieron el resultado del 28A al lograr un diputado, se dejaron 8.020 euros en 28 propagandas.

JxCat

JxCat empleó 11.071 euros para publicar solo 51 propagandas en Facebook, la formación que menos mensajes pagados puso en marcha. De esta cantidad, habría que señalar que 4.356 euros, correspondientes a doce anuncios, fueron sin descargo de responsabilidad. Durante la semana de las elecciones del 10N, en las que sacó ocho diputados –uno más que el 28A–, el partido de Carles Puigdemont no gastó ni un euro en hacer publicidad electoral en esta red social.

PNV

PNV desembolsó en Facebook 12.205 euros en 84 anuncios durante los últimos ocho meses. Casi una quinta parte, 2.568 en 13 propagandas, lo destinó para los últimos siete días antes de las elecciones de noviembre, en las que cosechó finalmente seis escaños tras perder un diputado por Bizkaia a favor del PP.

En concreto, desde que la red social puso en marcha su Biblioteca, en la página del partido, el PNV invirtió 11.718 euros en 82 mensajes pagados. Lo restante se corresponde con el perfil de Aitor Esteban, en la que los jeztales gastaron 487 euros en dos  publicidades. El portavoz en Congreso y cabeza de lista por Bizkaia se estrenó como anunciante durante los comicios del 10N.

 

Imagen de uno de los anuncios en Facebook del PNV en la Biblioteca de Anuncios.

Coalición Canaria

Coalición Canaria empleó 10.259 euros en 129 publicidades políticas, según los datos de la Biblioteca de Anuncios de Facebook. Durante la semana de las elecciones, a las que se presentaron en coalición con Nueva Canarias –que no es anunciante en la red social–, cosechando dos asientos en el Congreso, la formación invirtió 1.728 euros en 28 mensajes pagados, una quinta parte del total.

En total, solo en la página del partido en Facebook, Coalición Canaria gastó 7.403 euros en 63 anuncios. A esta cantidad hay que sumar los 2.661 euros en 62 en la de Ana Oramas y los 195 euros en cuatro en la de Pablo Rodríguez Cejas, que se presentaba en las listas del Senado por la isla del Hierro, quedado en segunda posición con el 34,92% de los votos por detrás de la socialista Esther Carmona Delgado.

BNG

BNG invirtió durante los últimos ocho meses en publicidad política en Facebook 6.431 euros repartidos entre 304 anuncios, todos correspondientes a su página del partido. Durante los últimos siete días previos a los comicios, en los que la formación gallega regresó al Congreso con un diputado tras cuatro años de ausencia, desembolsó 4.700 euros en 282 mensajes pagados.

 

Imagen de uno de los anuncios en Facebook del BNG en la Biblioteca de Anuncios.

Navarra Suma

Navarra Suma gastó 3.812 euros en 152 publicidades en la página de la formación en Facebook desde el pasado mes de marzo. Esta coalición navarra integrada por Unión del Pueblo Navarro, PP y Ciudadanos, que repitió el 10N sus dos diputados del 28A, desembolsó durante los días previos a esta cita con las urnas 304 euros en tres anuncios.

EH Bildu

EH Bildu, durante los últimos ocho meses, se dejó 2.983 euros en 167 mensajes pagados en Facebook, todos en su página del partido. Durante la semana de las elecciones del 10N, en las que logró cinco asientos –uno más que el 28A–, no invirtió ni un euro en hacer publicidad electoral en esta red social.

Vox

El partido que menos dinero invirtió en Facebook desde la implantación de la Biblioteca de Anuncios fue Vox. El partido de extrema derecha empleó en total 2.756 euros en 101 publicidades. De este total, habría que matizar que 286 euros de 14, fueron sin descargo de responsabilidad.

Durante los días previos al 10N, la formación de Santiago Abascal, que logró 52 escaños convirtiéndose en la tercera fuerza del Congreso, gastó 2.047 euros en 61 propagandas. Es decir, fuera de la semana de las elecciones, solo desembolsaron 709 euros en 40 mensajes pagados.

La Junta Electoral Central le ordenó retirar en octubre anuncios que habían publicado antes del inicio de la campaña el 1 de noviembre y que vulneraban la ley.

 

Imagen de uno de los anuncios en Facebook de Vox en la Biblioteca de Anuncios.

¿Por qué Facebook publica cuánto gastan los partidos?

La Biblioteca de Anuncios de Facebook, implantada ya en multitud de países, entre ellos España desde finales del pasado mes de marzo, permite hacer búsquedas que incluyen todas las publicidades relacionadas con política o temas de relevancia durante los últimos siete años tanto en esta red social como en Instagram. Esta herramienta es fruto de los nuevos requisitos para los anuncios relacionados con política o temas de relevancia exigidos por la UE de cara a las elecciones del pasado 26 de mayo además de las presiones de otros gobiernos tras los escándalos que persiguen a la compañía desde 2016 por injerencia electoral y desinformación.

De esta forma, ahora, para hacer anuncios políticos en Facebook, la red social exige a todos contar con la autorización previa de la tecnológica, etiquetar todos los anuncios políticos con la advertencia "pagado por" y a impedir la publicidad transnacional. Estas nuevas normas afectan a contenido pagado sobre inmigración, valores políticos, derechos sociales y civiles, política exterior y de seguridad, economía o política medioambiental.

A pesar de que Facebook es una de las pocas redes sociales con este nivel de transparencia en cuanto a la publicidad electoral, el imperio tecnológico se enfrenta en Estados Unidos a fuertes críticas por su decisión de no eliminar los anuncios políticos falsos después de que la red social se negará a suprimir una publicidad falsa de la campaña de reelección del presidente Donald Trump sobre las relaciones de Joe Biden con Ucrania, tras una denuncia del equipo de ex vicepresidente, actualmente candidato en las primarias demócratas para las elecciones del año próximo. La empresa asegura que se trata de una decisión basada en "la libertad de expresión, el respeto por el proceso democrático y la creencia de que, en las democracias maduras con una prensa libre, el discurso político es posiblemente el discurso más analizado que existe".

Esta postura contrasta con el reciente anuncio de Twitter de poner fin a la publicación de "propaganda política pagada" a nivel global. La red social de microblogging defiende que esta decisión no es una cuestión de "libertad de expresión", sino que "el alcance del mensaje político debe ser ganado, no comprado". Este nuevo reglamento, que tendrá excepciones como los mensajes pagados para fomentar el registro de votantes en EEUU, empezará a ser aplicado del próximo 22 de noviembre.

"Ahora estamos en sus manos": Amnistía Internacional denuncia que la vigilancia omnipresente de Facebook y Google amenaza los derechos humanos

"Ahora estamos en sus manos": Amnistía Internacional denuncia que la vigilancia omnipresente de Facebook y Google amenaza los derechos humanos

Más sobre este tema
stats